Martes 20 de octubre de 2020

Los obispos de Merlo-Moreno animaron a los peregrinos a Luján

  • 23 de septiembre, 2020
  • Merlo (Buenos Aires) (AICA)
Monseñor Fernando Maletti, y su auxiliar, monseñor Oscar Miñarro, enviaron video mensajes a los peregrinos que cada año van a pie a Luján pasando por su diócesis.

Los obispos de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Maletti, y su auxiliar, monseñor Oscar Miñarro, enviaron video mensajes a los peregrinos que cada año van a pie a Luján, pasando por su diócesis, y los animaron a rezar este año desde sus hogares, con un altarcito a la Virgen.

“Este año la peregrinación al santuario Nuestra Señora de Luján será distinta. Este año vamos a peregrinar con el corazón. A eso lo invito”, dijo monseñor Maletti, e invitó a los peregrinos “a que vivamos fuerte este encuentro con Jesús y su Madre, en Luján, armando un altarcito en nuestras casas, con la imagen de la Virgen, para hacer oración con los que tengamos al lado”. 

El obispo de Merlo-Moreno continuó diciendo que el sábado 3 de octubre, la peregrinación será virtual, y debemos “vivir de esta manera, en comunión con toda la realidad a la que nos lleva la pandemia”. Al despedirse, dejó su bendición a los peregrinos: “Que María, nuestra Madre, bajo su manto y a sus pies, sostenga a todos ustedes y los cuide. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

 

Por su parte, el obispo auxiliar saludó primero a los “muchachos” y las “chicas”: “Hola a todos los que quieren peregrinar cada año a Luján”, y mostró el altar que preparó para rezar desde su casa: “Cada año, por nuestra diócesis, salimos a la plaza a bendecir a todos los peregrinos. Este año voy a rezar desde acá, y te invito a que vos puedas hacer lo mismo desde tu casa. Prepará un altarcito, el Negrito Manuel, unas flores, algún santito y desde allí, ponernos a caminar en nuestro corazón y recibir a María en nuestra casa, para que ella camine desde nuestras realidades”, les dijo.

Finalmente, rezó: “Que la Virgen te bendiga, te cuide y te acompañe cada día, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén. Buena peregrinación, pero desde tu casa”.+