Martes 20 de octubre de 2020

Los obispos saludan al cardenal Villalba por su aniversario sacerdotal

  • 25 de septiembre, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
"Su presencia y acción pastoral sigue siendo un regalo de Dios en este tiempo, una referencia y una voz que nos ayuda a discernir los caminos del Señor en nuestro compromiso evangelizador", destacan.

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) envió una carta de salutación al cardenal Luis Héctor Villalba, arzobispo emérito de Tucumán, por los 60 años de su ordenación sacerdotal.

“Damos gracias a Dios por su fecundo ministerio al servicio de tantas comunidades, de las diócesis que lo han tenido como pastor y de la Conferencia Episcopal”, expresa.

“Su presencia y acción pastoral sigue siendo para nosotros un regalo de Dios en este tiempo, una referencia y una voz que nos ayuda a discernir los caminos del Señor en nuestro compromiso evangelizador”, destaca.

La misiva lleva las firmas del obispo de San Isidro y presidente de la CEA, monseñor Oscar Vicente Ojea, y el obispo de Chascomús y secretario general, monseñor Carlos Humberto Malfa.

  • El cardenal Villalba nació en Buenos Aires el 11 de octubre de 1934 y fue ordenado sacerdote el 24 de septiembre de 1960.
  • Fue designado obispo titular de Ofena y auxiliar de Buenos Aires el 20 de octubre de 1984 por Juan Pablo II.
  • Fue ordenado obispo el 22 de diciembre de 1984 en la catedral de Buenos Aires por el cardenal Juan Carlos Aramburu, arzobispo de Buenos Aires
  • En 1991 fue trasladado como obispo diocesano de San Martín el 16 de julio de 1991, tomando posesión de esa sede el 26 de octubre de 1991.
  • El 8 de julio de 1999, fue promovido a la sede arzobispal de Tucumán. Fue el quinto arzobispo (octavo diocesano). Tomó posesión el 17 de setiembre de ese año y renunció por edad el 10 de junio de 2011.
  • Fue creado cardenal de la Iglesia Católica, por el papa Francisco el 4 de enero de 2015.

Texto del mensaje

Querido Cardenal: 

En nombre de los obispos argentinos, nos unimos fraternalmente en la alegría de celebrar hoy el 60° aniversario de su ordenación sacerdotal.

Damos gracias a Dios por su fecundo ministerio al servicio de tantas comunidades, de las diócesis que lo han tenido como pastor y de la Conferencia Episcopal. 

Su presencia y acción pastoral sigue siendo para nosotros un regalo de Dios en este tiempo, una referencia y una voz que nos ayuda a discernir los caminos del Señor en nuestro compromiso evangelizador. 

Pedimos al Señor que lo siga fortaleciendo y bendiciendo y a María, Ntra. Sra. de la Merced, que lo cubra con su manto y amor maternal. 

Lo abrazamos afectuosamente en Cristo y María Santísima.

Más información: www.episcopado.org y redes sociales.+