Viernes 26 de febrero de 2021

Mar del Plata y una Pastoral "en clave de creatividad y equilibrio"

  • 23 de febrero, 2021
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
Monseñor Gabriel Mestre se dirigió a los laicos y religiosos que dirigen la pastoral de la diócesis, animándolos a vivir un tiempo con "creatividad", tanto desde la virtualidad como desde la presencia

El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Antonio Mestre, envió un mensaje a los presbíteros, diáconos, consagrados y laicos animadores de comunidades, pastorales, educativas, y de servicios, organismos y movimientos de la diócesis, animándolos a “hacer una acción pastoral creativa, usando las herramientas digitales y presenciales que sean posible para sostener la vivencia, transmisión y compromiso de la fe”.

El prelado definió que “dar ánimo, animar, ayudar a levantarse en nombre de Cristo, es una categoría que define muy bien nuestro servicio de animación pastoral como laicos, consagrados y ministros de Dios”. Por eso, animó a los consagrados y laicos a recordar el lema que guía el sínodo diocesano: “¡Caminemos juntos en la audacia del Espíritu!”.

En ese espíritu, y ante el tiempo de pandemia, dijo que “es esencial procurar los cuidados sanitarios que en cada jurisdicción y en cada momento particular se nos vayan señalando. Sin embargo, a la luz de la experiencia que vivimos los meses pasados, hemos ido descubriendo que no solo puede dañarnos el virus, sino que también lastiman la soledad, la falta de contacto, de afecto y de comunicación más directa con Dios y con las personas que amamos”.

Campaña Donación AICA

Monseñor Mestre invitó a la comunidad a que “en clave de creatividad y equilibrio, busquen alternativas concretas para garantizar la mayor presencialidad posible para el culto y la vida sacramental, para la evangelización y la catequesis, y para todos los servicios de caridad y acompañamiento”.

Llamó a hacer uso de los espacios amplios y al aire libre que están disponibles en la diócesis, a fin de animar a las reuniones presenciales que cumplan con los protocolos establecidos. Asimismo, se mostró agradecido “por el servicio generoso y entregado de este tiempo. Que la palabra ‘ánimo’ acompañe nuestro servicio dejándonos animar por el Dios Uno y Trino, y así ir animando a nuestro pueblo a levantarse y renovar la fe, la esperanza y la caridad”.

Finalizando el mensaje monseñor Mestre pidió la intercesión de la Virgen Madre y de San José “para que nos animen siempre a salir creativamente a pastorear nuestras comunidades en este fecundo tiempo que Dios nos regala”.+