Sábado 24 de febrero de 2024

Misioneros llevan esperanza y ayuda a los barrios populares de Paraná

  • 6 de diciembre, 2023
  • Paraná (Entre Ríos) (AICA)
Participó el arzobispo paranaense Juan Alberto Puiggari. Hubo bendición de niños y de los hogares de la periferia de Humito y San Martín. Celebran los 20 años de un servicio apostólico.
Doná a AICA.org

En una jornada llena de fe y compromiso social, el pasado 2 de diciembre se llevó a cabo una misión en los barrios populares de Humito y San Martín, de la arquidiócesis de Paraná. 

Esta iniciativa realizada por la Pastoral Misionera Arquidiocesana, el Apostolado Madre Teresa y la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, contó con la presencia del arzobispo de Paraná, monseñor Juan Alberto Puiggari, quien bendijo a los niños y las casas de la comunidad. Además, se celebraron los 20 años de servicio del apostolado Madre Teresa.

La misión tuvo como objetivo principal llevar esperanza y apoyo a las personas que residen en esos barrios. Durante la jornada, se realizaron una serie de actividades, en las que participaron voluntarios y miembros de la comunidad.

La bendición a los niños fue uno de los momentos más emotivos de la jornada. Monseñor Puiggari transmitió a los pequeños la importancia de la fe y la solidaridad. Cada uno de los niños recibió una bendición, fortaleciendo su espíritu y su confianza ante los desafíos que la vida les pueda presentar.

Además, las casas de los vecinos de esos barrios fueron bendecidas, llevando la protección de Dios y la esperanza a cada hogar. 

Dos décadas de servicio apostólico
En el marco de los 20 años del apostolado Madre Teresa, se realizó una celebración eucarística para conmemorar el servicio que este grupo ha brindado a lo largo de dos décadas. Durante este tiempo, el apostolado ha sido un faro de esperanza, brindando apoyo material y espiritual a las comunidades más vulnerables.

La misión en Barrio Humito y San Martín fue un testimonio de la importancia de la solidaridad y el trabajo conjunto en pos del bienestar de la ciudadanía. La presencia del arzobispo y la bendición a los niños y las casas no solo fortalecieron la fe de la comunidad.

La celebración de los 20 años del apostolado Madre Teresa fue una oportunidad para agradecer tanto a quienes han formado parte de este proyecto como para reafirmar el compromiso de seguir llevando ayuda y esperanza a quienes más lo necesitan.+