Lunes 22 de abril de 2024

Mons. Carrara pide la continuidad de las políticas de integración de barrios populares

  • 26 de febrero, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
El obispo auxiliar de Buenos Aires consideró una "equivocación grave" la decisión gubernamental de quitar recursos a los barrios populares y que puede "corregirse". "Estamos a tiempo", aseguró.
Doná a AICA.org

El obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Gustavo Carrara, pidió la continuidad de las políticas para los barrios populares, tras la decisión del Gobierno de quitar recursos del Fondo de Integración Socio Urbana (FISU), destinado a realizar obras en las 4.400 villas del país.

“Es una equivocación, que puede corregirse. Estamos a tiempo, porque si no puede ser una catástrofe”, advirtió en declaraciones a Radio con Vos (FM 89.9 Mhz).

El delegado episcopal para la pastoral de las villas afirmó que se necesita la “intervención directa” del Estado en las villas o barrios populares, donde viven más de 5 millones de personas, más de la mitad son niños y adolescentes, donde la pobreza es multidimensional. 

“No solo es una pobreza por ingresos. Falta agua potable, electricidad segura, cloacas, no hay escuela cerca, no hay un club, donde los chicos puedan jugar y despertar sus potencialidades”, describió.

“Es una equivocación grave que puede corregirse a la brevedad posible. Es necesario que los fondos destinados a la integración de los barrios populares estén”, sostuvo.

Monseñor Carrara recordó el proceso “muy valioso” para instrumentar el registro de barrios populares, que “antes no existía” y destacó que fue un relevamiento realizado por Cáritas Argentina, la organización “Un techo para mi país” y los movimientos populares.

En este sentido, el obispo auxiliar destacó que se haya convertido en ley gracias al “diálogo entre las fuerzas políticas para que la gente viva mejor”.

“Los fondos y su aplicación son perfectamente controlable y si no se hizo bien, que se presente en la justicia esa denuncia”, planteó ante la decisión gubernamental, al señalar que este programa de integración permitió en los últimos años “lotes con servicios, mejoramiento de viviendas, escuelas que se hicieron y espacios deportivos”.

“La gente tiene que vivir bien, en particular los niños y adolescentes”, aseguró.

Comedores populares
Monseñor Carrara también consideró que “la cosa viene lenta” a raíz del cambio en la modalidad de entrega de bolsones de alimentos para los comedores populares que dispuso el Ministerio de Capital Humano.

“La asistencia viene lenta. No podemos esperar más tiempo; hay lugares que ya se quedaron sin provisión de alimentos”, advirtió.+