Martes 7 de julio de 2020

Mons. Scheinig recibirá el palio arzobispal bendecido por el Papa

  • 29 de junio, 2020
  • Mercedes (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Scheinig, recibirá en fecha próxima el palio arzobispal que el papa Francisco bendecirá hoy, 29 de junio, solemnidad de San Pedro y San Pablo.

El arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, recibirá en fecha próxima el palio arzobispal que el papa Francisco bendecirá  hoy,  29 de junio, solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo.

Ante la imposibilidad de viajar al Vaticano por la pandemia del coronavirus, el palio será enviado a la Argentina e impuesto a monseñor Scheinig por el representante pontificio.

Los vicarios generales de Mercedes-Luján, presbíteros Daniel Guerra y Lucas Figueroa, invitaron a la comunidad a unirse “en oración y acción de gracias como Iglesia arquidiocesana por este importante acontecimiento”.

Los sacerdotes recordaron que el papa Francisco, al hacer conocer el año pasado quién sería el pastor arquidiocesano, creó la Provincia Eclesiástica de Mercedes-Luján, integrada también por las diócesis hermanas de Nueve de Julio, Zárate-Campana y Merlo-Moreno.

“Por ello, a partir de ese momento, nuestra iglesia catedral es metropolitana y nuestro arzobispo cuenta también con la denominación de metropolitano”, destacaron.

“Esperamos además poder invitarlos a la celebración que, en fecha a designar, se llevará a cabo en la iglesia catedral junto con los obispos de las diócesis que integran la Provincia Eclesiástica. En ella, se hará entrega del palio al arzobispo por parte del representante pontificio”, sostuvieron.

Los vicarios generales invitaron a pedir a “nuestra Madre, la Virgen María, bajo los nombres de las Mercedes y de Luján, que acompañen y bendigan la misión de nuestro pastor”.

¿Qué es el palio?
El palio es una banda de lana de unos seis centímetros de ancho, de forma circular, que se coloca sobre los hombros de un arzobispo.

Cuenta además con dos tiras de lana del mismo grosor por 36 centímetros de largo que cuelgan una sobre el pecho y la otra sobre la espalda, ambas tiras tienen una placa de plomo forrada con seda negra.

Este elemento está adornado con seis cruces bordadas en seda negra, que recuerdan las diócesis suburbicarias de Roma de las cuales el Papa es el metropolitano.

La lana con la que se confeccionan los palios es tomada de dos corderos de pocos meses de nacidos que se crían en el monasterio de Tre Fontane, lugar donde fue martirizado San Pablo. Los corderos son llevados el 21 de enero, memoria litúrgica de Santa Inés, a las religiosas de la iglesia de Santa Inés, en Roma.

Durante la celebración litúrgica de la solemnidad de San Pedro y San Pablo, el 29 de junio, el pontífice impone el palio a los nuevos arzobispos metropolitanos, significando así la estrecha relación del Papa con cada uno de los metropolitanos y de éstos con las diócesis de su provincia eclesiástica.

El simbolismo más fuerte es el obispo "Buen Pastor" que lleva en hombros a la oveja.+