Domingo 3 de marzo de 2024

Inglaterra: los obispos, profundamente entristecidos por la muerte de Indi Gregory

  • 14 de noviembre, 2023
  • Londres (Inglaterra) (AICA)
La Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales transmitió su cercanía a los padres de la beba, Dean y Claire, tras la noticia de su muerte.
Doná a AICA.org

Los obispos de Inglaterra y Gales expresaron sus condolencias y su oración de cercanía a la familia de Indi Gregory, quien murió el lunes por la mañana temprano, después de que le retiraran, hace unos días, el respirador que le funcionaba como soporte vital.

La beba de ocho meses, afectada por una rara enfermedad mitocondrial degenerativa, había estado recibiendo tratamiento de soporte vital en el Queen's Medical Center de Nottingham, Inglaterra.

Sus padres, Dean Gregory y Claire Staniforth, habían luchado sin éxito para revocar varios fallos judiciales sobre el tratamiento de su hija, el cual, según los médicos, sólo estaba prolongando su sufrimiento.

Indi murió a la 1.45 am del lunes, en un hospicio al que había sido trasladada durante el fin de semana, después de que el Tribunal Superior del Reino Unido finalmente dictaminara, el 10 de noviembre, que su soporte vital debía ser retirado “inmediatamente”.

En una declaración, el obispo de Nottingham, monseñor Patrick McKinney, y el obispo John Sherrington, presidente de la Comisión Life Issues -dedicada a los temas de Defensa de la Vida-, aseguraron a los padres las oraciones de los obispos y “las de toda la comunidad católica, incluido el Papa Francisco”.

“Como hija de Dios bautizada, creemos que ahora compartirá el gozo del cielo después de su corta vida, que trajo una profunda alegría a sus padres, quienes la amaron y protegieron como un precioso regalo de Dios”, escribieron.

Si bien agradecieron a todos los que trabajaron incansablemente para cuidar a Indi en el Queen's Medical Center y en el hospicio donde murió, los obispos comentaron que la batalla legal entre NHS Trust y los padres de la niña "muestra, nuevamente, la necesidad de darle mayor peso a la voz de los padres en estos casos complejos y sensibles”.

Según los obispos de Inglaterra y Gales, una forma sencilla de empezar a remediar esto sería reintroducir la enmienda a la Ley de Salud y Atención de 2022, propuesta por la baronesa Ilora Finlay, sobre la "Resolución de conflictos en los cuidados paliativos infantiles".

La enmienda se sugirió después del caso de Charlie Gard, el bebé británico que murió en 2017, después de una larga batalla legal llevada a cabo por sus padres, para evitar que le retiraran el tratamiento de soporte vital.

"Continuaremos contribuyendo a debates más amplios sobre cuestiones de cuándo el tratamiento se vuelve desproporcionado con respecto a cualquier beneficio posible y acerca del deber de continuar con la atención básica, incluida la nutrición e hidratación asistidas, para proteger el bien de cada niño", concluye la declaración.+