Jueves 18 de abril de 2024

Primer mensaje de Mons. Wagner a la comunidad de Comodoro Rivadavia

  • 26 de febrero, 2024
  • Comodoro Rivadavia (Chubut) (AICA)
Tras conocerse su designación como nuevo obispo de esa diócesis, el prelado subrayó que Jesús es la centralidad de la fe y aseguró: "Quiero estar entre ustedes como un servidor disponible".
Doná a AICA.org

El obispo electo de Comodoro Rivadavia, monseñor Jorge Luis Wagner, dirigió a la comunidad local sus primeras palabras, luego de que el Papa Francisco lo designara pastor de esa circunscripción eclesiástica.

En el comienzo del mensaje, monseñor Wagnr agradeció “esta confianza que ha puesto el Papa Francisco al designarme como obispo en la diócesis de ustedes, que asumo con gran alegría”.

“Significa ir haciendo un proceso de desprendimiento, como dejar la casa para ir a un nuevo lugar”, manifestó, y expresó que estaba “poniendo el corazón en ‘modo partida’, en un tiempo que es providencial para vivir todo esto, el tiempo de la Cuaresma y de la Pascua”.

Un tiempo que, según el prelado de 57 años, “ayuda a estar más disponibles para Dios: en el caso mío, para ir al encuentro de ustedes y, en el de ustedes, estar disponibles para poder recibir al nuevo pastor”.

“Me parece muy significativo que el anuncio haya sido dado en la fiesta de la Cátedra de san Pedro”, prosigue monseñor Wagner, “porque el Evangelio que la Iglesia proponía para la fiesta era la profesión de fe de Pedro, en el que Jesús le confirma la misión de ser piedra, de acompañar y fortalecer la fe de sus hermanos”.

El hasta ahora obispo auxiliar de Bahía Blanca asegura también que, “en todo esto, está el misterio de la fe”, y explica que, “en este envío que la Iglesia hace, es el Señor Quien está detrás; en lo que cada uno de nosotros va viviendo, siempre está la acción de Dios”.

“Siempre tenemos que renovar la fe, nadie puede ser pastor si primero no confiesa la fe en Jesús”, considera, y añade: “El sentido de nuestras acciones pastorales tiene que partir de esa centralidad de la fe, que es Jesús, y de la acción de su Espíritu, que nosotros tenemos que secundar”.

“Entre las cosas grandes de nuestro servicio, que Dios nos ha confiado, está el poder bendecir. Por eso, al final quiero darles la bendición, y contarles que mi lema episcopal es esta expresión tomada del evangelio de Lucas: ‘Simples servidores’. De esa manera quiero estar entre ustedes, como un servidor disponible para lo que ustedes necesiten”, concluyó.+