Lunes 20 de mayo de 2024

En Tucumán, la Iglesia transmite preocupaciones, inquietudes y propuestas a los candidatos

  • 11 de abril, 2023
  • San Miguel de Tucumán (AICA)
Los obispos de la provincia, la Pastoral Social e instituciones de la Mesa de Diálogo se reunieron con los postulantes al cargo de gobernador, a fin de que conozcan la realidad de los habitantes.
Doná a AICA.org

Los obispos de Tucumán, junto con la Pastoral Social y con instituciones de la Mesa de Diálogo de Tucumán realizaron una instancia de diálogo con los candidatos a gobernador y vicegobernador de la provincia, para expresarles "preocupaciones e importantes inquietudes" de quienes integran las comunidades, instituciones y organizaciones, convirtiéndose así en voceros de las preocupaciones y desvelos de "muchos tucumanos, en cada uno de los hogares, en nuestros barrios, en cada uno de los pueblos". 

"El trabajo digno para todos y la lucha contra la pobreza y la exclusión"; "El cuidado de la vida y la salud y la lucha contra el narcotráfico y la inseguridad"; "El compromiso con la equidad y ecuanimidad, evitando privilegios y favoritismos", y "El respeto a las leyes y normas – Evitando la anomia, la indiferencia social, el escepticismo", fueron algunos de los temas abordados según se detalla en un comunicado.

El texto de la Iglesia tucumana se da a conocer horas antes de que venza el plazo para el cierre de listas de los candidatos, previsto para este miércoles 12 a las 20. Las elecciones en Tucumán serán el 14 de mayo y se renovarán todos los cargos ejecutivos y legislativos: gobernador y vice, 49 bancas a la Legislatura provincial; 19 intendencias, 184 concejalías y 93 comisiones comunales del interior de la provincia.

Texto del comunicado
El bien común de Tucumán es una obra en construcción como un edificio que se construye día a día, con la participación de todos y que vale la pena llevarla a cabo con esperanza, con alegría y en diálogo fraterno.

Los obispos de Tucumán, junto con la Pastoral Social y con Instituciones de la Mesa de Diálogo de Tucumán estamos llevando a cabo una instancia de diálogo con los candidatos a gobernador y vicegobernador de nuestra provincia, para expresarles preocupaciones e importantes inquietudes de quiénes integran nuestras comunidades, nuestras instituciones y organizaciones, siendo voceros de aquello que preocupa o desvela a muchos tucumanos, en cada uno de nuestros hogares, nuestros barrios, en cada uno de nuestros pueblos. 

El propósito de los encuentros fue conversar, en el marco de la amistad social, sobre algunas preocupaciones compartidas por todos, como: la superación de la marginación y la pobreza extrema; la generación de fuentes de trabajo; el cuidado de la vida, y la salud de todos; la lucha contra el narcotráfico, y la inseguridad; la transparencia en la administración pública y la lucha contra toda forma de corrupción, el respeto a la ley. 

Por ello, se presentó a nuestros invitados, las preocupaciones sobre algunos Ejes que consideramos urgentes de atender. También, con este diálogo, se buscó respuestas y propuestas concretas a estas inquietudes.

El trabajo digno para todos y la lucha contra la pobreza y la exclusión
Se conversó sobre lo imprescindible que es para una persona ser protagonista de su propia dignidad desde un trabajo digno. Por lo que resulta necesario aumentar, en forma urgente, nuevas fuentes de trabajo, facilitando nuevas formas de actividad empresarial y sosteniendo las existentes, con el debido cuidado de los derechos sociales. En coincidencia con el Papa Francisco se manifestó “que los subsidios sólo pueden ser una ayuda provisoria. No se puede vivir de subsidios, porque el gran objetivo es brindar fuentes de trabajo diversificadas, que permitan a todos construir el futuro con el esfuerzo y el ingenio" (Papa Francisco).

Tal cual reflejan las últimas estadísticas, Tucumán tiene muchas familias en la pobreza y en la indigencia, donde muchos días, no tienen ni para alimentarse. La alta desocupación en Tucumán, es sinónimo de pobreza, es sinónimo de exclusión. Las altas tasas de empleo informal contribuyen a una mayor marginación. 

Se expresó la importancia de la educación, como una dimensión de la vida imprescindible en el desarrollo y la dignidad de cada tucumano, señalando nuestra preocupación, principalmente, respecto del acceso equitativo a la educación de todos nuestros niños y jóvenes, la reducción significativa de la deserción escolar (muchos jóvenes hoy, no completan su educación), el crecimiento de la violencia escolar, ante la mirada pasiva de muchos; el insuficiente o la falta de un genuino compromiso con la dignificación docente y el cuidado de las instituciones educativas. 

El cuidado de la vida y la salud y la lucha contra el narcotráfico y la inseguridad
En este eje, se reiteró que cada vida humana, “es única e irrepetible, es un valor inestimable en sí misma”. Que es importante tener presente que, la calidad de vida de las personas está fuertemente vinculada a la salud de las instituciones de la Constitución, cuyo deficiente funcionamiento produce un alto costo social. 

Que la calidad y viabilidad de la Vida de cada tucumano, es sinónimo de la calidad de la salud, entendida como un estado de completo bienestar físico, mental y social y fruto del cuidado del medio ambiente, asumiendo que el mismo es un bien colectivo, patrimonio de toda la humanidad y responsabilidad de todos. Ambas dimensiones de la vida que no deberían estar ausente en las políticas públicas.

Se expresó una profunda preocupación sobre los flagelos y dramas que destruyen la vida: el narcotráfico, la inseguridad, la falta de acceso a la salud.

Narcotráfico: Hoy nadie duda que el narco negocio está ampliamente instalado en Argentina y en Tucumán también, matando y destruyendo familias a su paso. Y que en ocasiones “a esta situación de desborde se ha llegado con la complicidad y la corrupción de algunos dirigentes. La sociedad a menudo sospecha que miembros de fuerzas de seguridad, funcionarios de la justicia y políticos colaboran con los grupos mafiosos y esta realidad debilita la confianza y desanima las expectativas de cambio”. El narcotráfico destruye la vida de las personas, no sólo de quiénes consumen drogas, sino de todas sus familias, y sus amigos. El daño tiene forma de espiral y con crecimiento geométrico. Mientras no se asuma la lucha con quienes generan este negocio, no se enfrenta el problema en sus orígenes. 

Inseguridad creciente: nos preocupa el crecimiento de la violencia en todo sentido, en las diversas realidades, sin distinguir barrios, edades, situaciones económicas, con pérdida de vidas y violencia que abarca a todos. Que inicia con un hurto menor, luego se convierte en un robo, en pequeños grupos que se organizan para delinquir, y que luego ya son bandas armadas, verdaderas mafias. Violencia qué en muchas ocasiones tiene la complicidad de las dirigencias políticas y los propios miembros de las fuerzas de seguridad.

Dificultad en el acceso a la salud: nos preocupa la progresiva disminución del personal de salud en los centros de atención médica del sector público, donde se asiste a la mayor parte de nuestra comunidad, el cansancio y desaliento en todo el personal del sector salud, las demoras importantes en la atención de nuestra población, la falta de servicios imprescindibles en zonas más alejadas. Nos preocupa la ineficiencia y las limitaciones en la gestión de residuos y desechos, tanto comunes como principalmente cloacales, especialmente en nuestras comunidades de las periferias.

La vigencia de la ética y la transparencia y la lucha contra la corrupción y la impunidad
El compromiso con la ética contribuye a la vigencia y fortaleza de las virtudes sociales y los valores básicos de un ciudadano, definiendo las conductas sociales. La ética es necesaria para el bien común y una cultura de la transparencia. Un gran flagelo en contra de la construcción del bien común es el de la corrupción, en los ámbitos privados y públicos. La corrupción no es solo un problema personal que atañe al corrupto, sino que alcanza al conjunto de la sociedad, ya que algunos bienes que deben estar puestos al servicio de todos, terminan ilegítimamente sujetos a la voluntad y goce de unos pocos.

Se manifestó que una herramienta de la cual Tucumán adolece, es el acceso a la información, como una herramienta esencial para combatir la corrupción, hacer realidad el principio de transparencia en la gestión pública y mejorar la calidad de nuestra democracia en Tucumán. La falta de esta herramienta promueve la cultura del secretismo. Todo ciudadano de Tucumán tiene derecho a conocer la manera en la que sus gobernantes y funcionarios públicos se desempeñan. Tiene derecho a la rendición de cuentas y a la transparencia por parte del Estado.

El compromiso con la equidad y ecuanimidad, evitando privilegios y favoritismos
Se expresó nuestra preocupación sobre los privilegios y favoritismos, respecto de la preferencia de conceder puestos de trabajo y responsabilidades, a parientes, amigos o conocidos en la función pública. En los estados con equidad y ecuanimidad, es el compromiso genuino y el mérito lo que avala una designación, una candidatura o un ascenso y mejor si el acceso es por concursos públicos, abiertos, transparentes. Lo contrario, es una forma de corrupción. A nivel social y en pro del bien común, que un dirigente político decida destinar recursos públicos a un familiar o amigo por cuestiones de simpatía o afecto u otros intereses, es una forma de corrupción.

El respeto a las leyes y normas – Evitando la anomia, la indiferencia social, el escepticismo
Las autoridades y los dirigentes de la sociedad toda, deben ser respetuosos y defensores de las Leyes y de las Instituciones vigentes. Es su obligación velar por el respeto incondicional a la Ley. Desde las reglas más importantes establecidas en la Constitución Nacional, hasta las leyes de tránsito y las normas que rigen los aspectos más cotidianos de la vida. Cercano al proceso electoral, los distintos poderes del estado deben ser garantes y gestionar para que no sucedan delitos electorales ni delitos comunes, tales como compra de votos, presión a los electores, quema de urnas, agresiones a los ciudadanos que manifiesten diferencias a las propias.

Expresamos nuestra preocupación por la anomia y la indiferencia social, que surge cuando las reglas sociales se han degradado o directamente se han eliminado y ya no son respetadas por la comunidad. Las consecuencias de la anomia van desde la inadaptación a las normas sociales, hasta la trasgresión de las leyes y las conductas antisociales. Nos preocupa el creciente escepticismo de nuestra comunidad tucumana que se refleja en la falta de confianza en la política, en la apatía ante la clase dirigente, cada vez más ciudadanos, piensan que “todo es mentira y falsedad”. Un camino para evitar la indiferencia y el escepticismo ciudadano, es impulsar y fortalecer la participación juvenil en la organización crítica y protagónica de la vida social, con un proyecto de comunidad centrado en el bien común. Es importante la construcción colaborativa en políticas públicas, no solo con herramientas que garanticen la participación de nuestros jóvenes, sino con mecanismos generadores de pertenencia a nuestra comunidad.

Al finalizar, a cada uno de los candidatos, se les expresó nuestra profunda disposición a trabajar y colaborar efectivamente en la edificación del bien común de nuestra provincia, desde nuestras comunidades, desde nuestras instituciones y desde nuestras diversas organizaciones.+