Lunes 10 de agosto de 2020

Es urgente detener la violencia contra las mujeres, piden los obispos mexicanos

  • 21 de agosto, 2019
  • Puebla (México)
Es urgente detener todas las acciones que socavan la dignidad de las mujeres en México, pidió el arzobispo de Puebla, monseñor Víctor Sánchez Espinosa, sumándose al pedido de otros prelados que destacan el pico de violencia que se registra contra las mujeres en el país.
Es urgente detener todas las acciones que socavan la dignidad de las mujeres en México, pidió el arzobispo de Puebla, monseñor Víctor Sánchez Espinosa sumándose al pedido de otros prelados que destacan el pico de violencia que se registra contra las mujeres en el país.

Monseñor Sánchez se refirió a las manifestaciones de los últimos días y destacó que "las recientes protestas de mujeres, acompañadas de vandalismo, no son la mejor manera de expresar la disidencia", afirmó, al tiempo que añadió: "Todas las personas tienen derecho a manifestarse, en este caso las mujeres necesitan extrema seguridad en la sociedad".

"Las mujeres -dijo el obispo- no pueden seguir siendo víctimas de violación, asesinato, violencia y otros crímenes", y por lo tanto exhortaron a todos los sectores de la sociedad a "combatir el problema, porque la vida es sagrada y por lo tanto debe ser protegidos. Pido que se detengan los actos violentos contra las mujeres y contra todos los seres humanos", concluyó.

El viernes último, en la Ciudad de México tuvo lugar la multitudinaria "marcha de las mujeres", contra la violencia contra las mujeres en este país. Desafortunadamente, parte de las manifestantes cometieron actos de vandalismo en espacios públicos como plazas, estaciones de metro o aceras de la capital mexicana.

México es uno de los más riesgosos en América Latina para la seguridad de las mujeres. Casi tres mujeres son asesinadas al día, además, al menos 49 son víctimas de abuso sexual, creando una situación de alerta para la cantidad de personas afectadas, según los datos publicanos en los medios mexicanos. En los primeros seis meses del año, las muertes alcanzaron el récord de 470 mujeres, 111 de las cuales fueron asesinadas con un arma de fuego, 99 con un arma cortante, 261 con otro tipo de objeto.

Entre los casos denunciados, hay delitos sexuales: las cifras alcanzan los 1.530 casos de abuso sexual denunciados en un solo mes, con una estadística promedio de 51 mujeres agredidas sexualmente todos los días, sin tener en cuenta el margen de víctimas que no denuncian o todos los que permanecen en silencio por temor a represalias.

Son varios los obispos que en los últimos tiempos alzaron sus voces reclamando con urgencia medidas adecuadas para detener la violencia contra las mujeres, entre ellos el obispo de Celaya, monseñor Benjamín Castillo Plascencia y el obispo de Irapuato, monseñor Enrique Díaz Díaz, expresaron públicamente sus preocupaciones declarando solemnemente. +