Martes 29 de septiembre de 2020

Mons. García en FIAC: Bienaventuranzas en clave de pandemia

  • 22 de mayo, 2020
  • San Justo (Buenos Aires) (AICA)
El asesor de la Acción Católica Argentina, monseñor Eduardo García, instó a trabajar con responsabilidad, sobre la base de las bienaventuranzas, para que el mundo postpandemia sea "sostenible".

El Foro Internacional de Acción Católica (FIAC) realizó el miércoles 20 de mayo un encuentro de oración global en el marco de la Semana Laudato si', con referentes mundiales de la organización laical.



A las 9 de Buenos Aires y a las 14 de Roma, comenzó el encuentro que unió a representantes de 20 país, en los que está presente la Acción Católica en diversas expresiones, para celebrar, orar y reflexionar sobre la encíclica papal en su quinto aniversario.



El Secretariado del FIAC, que coordina el ingeniero Rafael Corso, presidente de la Acción Católica Argentina, dio la bienvenida a cada uno de los participantes que se unieron a esta iniciativa a través de una plataforma virtual, que además fue seguida en Facebook por una numerosa concurrencia.



La oración estuvo a cargo de monseñor Eduardo García, obispo de San Justo, asesor general de la Acción Católica Argentina y de FIAC, quien hizo foco en las bienaventuranzas, clave en la encíclica Laudato si’, y cerró su reflexión con una relectura de ellas, encarnadas en la realidad de la pandemia del coronavirus.



Bienaventuranzas en clave de pandemia

“Con el marco de la pandemia y sus efectos, como discípulos del Señor, se nos hace imprescindible escuchar la voz del Señor que nos llama a volver de una manera más despojada al Evangelio para que nos ayude sin excusas: por un lado, a asumir la realidad dolorosa y lacerante que vive nuestro pueblo y por otro, a descubrir aquí la providencia del Padre, el paso del Señor por la historia y nuestro lugar en ella”, sostuvo.



El prelado consideró que la reflexión sobre Laudato si’ “tiene que ayudar a repensar el mundo que tiene que surgir una vez que la pandemia haya pasado” y completó: “ésta es una oportunidad para empezar de nuevo y para trabajar consciente y responsablemente para que el mundo postpandemia sea sostenible y justo, humano y fraterno, responsable y agradecido”.



“Nuestro pueblo, nuestra gente sienten en su ánimo y en su economía el golpe de la crisis. La respuesta no puede ser la desesperación, la angustia, la violencia. Necesitamos pedir esas entrañas de misericordia que necesitamos para que desde la espiritualidad de las bienaventuranzas hechas carne en Mateo 25 seamos luz y fuerza”.



Convicción, compromiso y camino de FIAC

El canto, diversas citas de la encíclica, el salmo, entrelazaron este encuentro realizado en dos idiomas --español e inglés-- y que permitió unir a distintos puntos del planeta en la convicción y compromiso del cuidado de la casa común, obra creadora de Dios, "templo" de la vida humana, donde los pobres ocupan el primer lugar de atención y que requiere la conversión ecológica integral para un mundo más justo, humano y fraterno.



El encuentro cerró con una nueva cita, en camino al 8 de junio en que se realizará “Un Minuto por la Paz”, iniciativa centrada en rezar o reflexionar juntos, cada uno donde se encuentre, por este don y tarea, tan necesario en el mundo.+



Texto completo de la reflexión