Miércoles 15 de julio de 2020

La basílica de la Natividad de Belén reabrió sus puertas tras el coronavirus

  • 28 de mayo, 2020
  • Belén (Tierra Santa) (AICA)
Tras 83 días de cierre, en la ciudad de Belén la pequeña puerta de la iglesia de la Natividad  fue reabierta por las tres iglesias responsables, tras la clausura impuesta por la pandemia

Tras 83 días de cierre, en la ciudad de Belén la pequeña puerta de la iglesia de la Natividad —la puerta de la humildad, de la esperanza y de la misericordia— fue reabierta por las tres iglesias responsables, tras la clausura impuesta para combatir la difusión del coronavirus.



Según expresó el Guardián de la Basílica de la Natividad, fray Enrique Segovia OFM, “hoy, 26 de mayo, a través de un comunicado de la Custodia y con el acuerdo de las tres comunidades de la Basílica de la Natividad hemos abierto este Santo Lugar, el Santuario de la Natividad, que permaneció cerrado materialmente pero siempre abierto espiritualmente. Estamos contentos de que haya llegado el momento de la reapertura: Abrir la puerta significa recibir de nuevo a los peregrinos que sin duda llegarán poco a poco a este Santo Lugar y también a los fieles locales que participarán junto a los sacerdotes en la liturgia del domingo y de las diferentes celebraciones”, expresó el franciscano.



Por su parte el vicario patriarcal greco-ortodoxo en Belén, arzobispo Theophylaktos señaló: “Tras 83 días de cuarentena hoy es un día especial, porque hemos podido, en conformidad con el Status quo y las instrucciones del Ministerio de Salud, reabrir la Basílica de la Natividad. Desde este lugar santo enviamos un mensaje de esperanza a todo el mundo: No hemos dejado de rezar por el fin de esta pandemia y por todos ustedes”.



“Estamos felices, damos gracias al Señor, el omnipotente, porque hemos podido reabrir la Iglesia y acoger a los creyentes, rezar junto a ellos, expresar toda nuestra gratitud al Señor para ayuda y apoyo de los hombres y de la Iglesia. Nos apoyamos mutuamente y hemos superado las dificultades, porque juntos somos más fuertes. ¡Si estamos unidos, venceremos!”, expresó con júbilo el abad del monasterio armenio de la Iglesia de la Natividad, padre Asbad Balian.



“Es un signo de gran esperanza y gran alegría”, expresó Fray Francesco Patton OFM, Custodio de Tierra Santa.



De acuerdo con la declaración oficial emitida por los líderes de las tres iglesias guardianas de la Natividad, el acceso a la Basílica se podrá realizar con algunas restricciones: Máximo 50 personas, sin fiebre ni síntomas de coronavirus, y con la obligación de usar mascarilla.



También será necesario mantener una distancia mínima de 2 metros entre cada persona y evitar cualquier acto de devoción que pueda incluir contacto físico, como tocar y besar las piedras, iconos, vestimentas y al personal de la Basílica, respetando las instrucciones proporcionadas. +