Domingo 3 de marzo de 2024

Analizan el estatus jurídico de los embriones congelados

  • 19 de mayo, 2023
  • Santa Fe (AICA)
Abogados por la Vida-Santa Fe promueve una reunión virtual para hoy a las 18, en la que dos especialistas disertarán sobre el tema. La Democracia Cristiana porteña fijó su postura sobre el tema.
Doná a AICA.org

Sobre el tema “Embriones congelados. Su estatus jurídico” darán una conferencia en plataforma zoom dos destacados especialistas en la materia, los doctores Úrsula Basset y Nicolás Mayoraz, este viernes 19 de mayo, a las 18.

Impulsa esa conferencia Abogados por la Vida-Santa Fe, en momentos en que la cuestión tiene especial actualidad, al estimarse próximo un dictamen de la Corte Suprema de Justicia de la Nación acerca de la condición de los embriones congelados.

Úrsula Basset dirige el Centro de Investigaciones en Derecho de Familia de la Universidad Católica Argentina (UCA). Ejerce la docencia en esa casa de estudios y en la Universidad de Buenos Aires (UBA).  Además, es secretaria general de la Sociedad Internacional de Derecho de Familia.

Nicolás Mayoraz, de actuación nacional e internacional en entidades de lucha por la vida, es diputado provincial de Santa Fe.

Los interesados en participar pueden inscribirse en el siguiente link: https://forms.gle/Gr35L8xC9RUCxdsK6.

Otras entidades provida han promovido iniciativas para analizar las implicancias de este inminente pronunciamiento judicial. Así, el 24 de abril último, la entidad Mujeres Independientes y Federales (MIF), cuya página web es: https://www.mujeresindependientesyfederales.com.ar/  y el mail es: mifmujeres@gmail.com  organizó el encuentro “Embriones congelados, un desafío para la bioética”, que puede verse en https://youtu.be/1LVkfaJwLx8.

Expusieron en ese panel los doctores Graciela Moya y Nicolás Lafferriere, con la participación de María Elena Critto y Nina Bustillo.

A su vez, el Partido Demócrata Cristiano de la Ciudad de Buenos Aires emitió una declaración con su postura ante la manipulación y el descarte de embriones humanos. Allí, se señala que hay 25.000 embriones congelados en la Argentina y se afirma que tanto estos como los descartados “tienen vida, y esta vida debe ser valorada, respetada y protegida en todo momento”. Se sostiene además que la legislación debe dar respuesta afirmando el respeto a la vida y la dignidad humana.

El texto completo de la declaración es el siguiente:

Postura de la Democracia Cristiana porteña ante la manipulación y descarte de embriones humanos
Un fallo de la Justicia Argentina podrá generar antecedentes muy pronto sobre el uso y descarte de embriones teniendo en cuenta que en clínicas y depósitos en la Argentina hay más de 25 mil embriones congelados y se descartan cientos de miles en la manipulación para su preservación y uso.

La política deberá introducirse en el aspecto ético del diálogo y la discusión de este tema y dar respuesta legislativa a ello, para evitar lagunas del derecho en cuestiones tan trascendentes como el respeto a la vida y dignidad humana, no dejando solo en manos de la Justicia esta tarea.

La cuestión sobre si los embriones congelados tienen vida o no ha sido objeto de debate y discusión durante mucho tiempo en el ámbito académico y científico.

Desde la Democracia Cristiana Porteña adelantamos que, defenderemos la postura que los embriones congelados como los descartados tienen vida, son persona y ésta debe ser protegida, respetada y valorada en todo momento.

Es importante entender que los embriones congelados son seres humanos. Cada uno de estos embriones fue creado gracias a la unión de un óvulo y un espermatozoide, y contiene la información genética única de sus progenitores. Son persona, un individuo único, irrepetible y valioso.

Pero, ¿por qué algunos argumentan que los embriones congelados no tienen vida? Una de las razones principales suele ser porque estos embriones son pequeños en tamaño y no están completamente desarrollados. Sin embargo, esto no significa que no sean seres vivos. Un embrión congelado tiene todas las características biológicas de la vida, incluyendo la capacidad de crecer, desarrollarse y cambiar a lo largo del tiempo hasta llegar a la muerte.

Es decir, está en el inicio de la cadena de desarrollo de la persona humana.

Además, es importante recordar que los embriones congelados son, en muchos casos, el resultado de tratamientos de fertilidad. Estos tratamientos existen precisamente para ayudar a las personas que tienen dificultades para concebir de forma natural, y para ofrecerles la oportunidad de tener hijos.

Como tal, los embriones congelados son un recurso valioso para continuar con la vida que debe ser respetado y protegido, e incluso la legislación debería permitir entregarlos en adopción.

En resumen, los embriones congelados y descartados tienen vida, y esta vida debe ser valorada, respetada y protegida en todo momento ya que incluso el Código Civil y Comercial de la Nación en su art. 19 establece que comienza la existencia de la persona humana con la concepción. Como seres humanos, estos embriones tienen el mismo potencial que cualquier otra persona para convertirse en un individuo adulto.

Por lo tanto, es de vital importancia que se tomen en cuenta sus derechos y se les trate con la dignidad y el respeto que se merecen. El debate debe ser abierto en la sociedad y en la política para llenar un vacío legal en nuestro país.

Junta Ejecutiva, 17 de abril de 2023.+