Martes 21 de mayo de 2024

Día Nacional de la Comunidad Empresarial, en homenaje a Enrique Shaw

  • 6 de julio, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
ACDE agradeció la sanción de la ley, votada ayer por el Congreso de la Nación. La jornada se celebrará cada 27 de agosto, fecha del fallecimiento del empresario argentino declarado venerable .
Doná a AICA.org

La Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) agradeció y celebró la sanción de la ley, aprobada ayer por el Congreso de la Nación Argentina, que instituyó como Día Nacional de la Comunidad Empresarial el 27 de agosto de cada año, aniversario del fallecimiento de Enrique E. Shaw, empresario argentino camino a los altares y fundador de la entidad. 

“Nos enorgullece y llena de alegría este reconocimiento al venerable siervo de Dios Enrique Shaw y, en él, a los hombres y mujeres de empresa, que día a día transmiten sus valores en sus lugares de trabajo, en la familia y en la sociedad”, señaló Silvia Bulla, presidente de ACDE.

El proyecto para el trámite parlamentario de la ley fue iniciado por el senador Rodas, al presentar el expediente S-832/21 el 04/04/2021, y se obtuvo la media sanción por parte del Senado de la Nación el 6 de octubre de 2021. Luego pasó a la Cámara de Diputados con el número 62-S-21, donde fue sancionada la ley este miércoles 5 de julio. 

En sus fundamentos, la ley considera que: “Como toda organización, la empresa requiere de un liderazgo que establezca, promueva y controle la implementación de mecanismos y estrategias que promuevan el espíritu de equipo, un equipo que más allá de las tensiones lógicas y esperables, se desempeñe conforme a una actitud de cuidado mutuo entre los diversos estamentos y de cuidado de lo común, en este caso, la empresa y la sociedad que la cobija”. 

“Del mismo modo, continúan los fundamentos, debemos decir que la empresa es a la economía, lo que la familia a la sociedad, células que conforman el tejido de los diversos ámbitos a los que pertenecen y que, sin lugar a dudas, poseen vínculos cruzados, dado que es tan importante para un hogar el encontrarse situado en un contexto de economía sustentable, como los valores que practica una sociedad son importantes para una empresa que pretende desarrollarse en determinada geografía”.

Enrique, como empresario, además del progreso técnico, se propuso servir, elevar y ascender al personal, y así se ganó la confianza y el cariño de sus colaboradores, a quienes sentía como personas muy cercanas. No era soberbio ni se creía superior, tratando a los demás con benevolencia.

Shaw estuvo 10 años en la marina argentina y fue miembro activo de la Acción Católica en nuestro país. Fue además uno de los fundadores de la Universidad Católica Argentina (UCA), siendo el primer tesorero de dicha institución. Fundó la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), que difunde el pensamiento social cristiano y desde donde colaboró para la constitución en la Argentina del salario familiar.

Dirigiéndose en un reciente mensaje a ACDE, el Papa Francisco propuso al empresariado argentino que tome como ejemplo la figura de Enrique Shaw, declarado venerable siervo de Dios por el Vaticano, y cuya causa de beatificación él mismo propuso mientras era arzobispo de Buenos Aires.+

Texto del Proyecto de Ley
El Senado y Cámara de Diputados...

ARTÍCULO 1°: INSTITÚYASE el día 27 de agosto de cada año, como el “Día Nacional de la Comunidad Empresarial”.

ARTÍCULO 2°: De forma

FUNDAMENTOS:
Señor presidente:
El presente Proyecto de Ley tiene por objeto instituir el 27 de agosto de cada año como el “Día Nacional de la Comunidad Empresarial”.

Debo recalcar, Sr. Presidente que la presente iniciativa legislativa, ya ha logrado en una oportunidad obtener media Sanción, habiendo sido sus autores los Senadores Nacionales Liliana T. Negre de Alonso y Adolfo Rodríguez Saa. Siendo ingresado al orden del día N° 548 de la Cámara de Diputados de la Nación, pero que lamentablemente ha perdido vigencia por aplicación de las disposiciones del Reglamento Interno de esta Cámara, lo que expresa a las claras que existió consenso entre las fuerzas políticas del parlamento para avanzar en su sanción, pero que por cuestiones de agenda legislativa y las pocas sesiones ordinarias que tuvo la Cámara de Diputados en este último periodo legislativo, han impedido su tratamiento y por ende se ha producido la caducidad del dictamen del Senado.

Es por ello que venimos a reproducir, la iniciativa legislativa llevada adelante en otras oportunidades, con la intención que esta ocasión, se pueda obtener la sanción definitiva del proyecto de ley, reproduciendo en parte los argumentos esgrimidos en el referido proyecto de ley.

En ese sentido, debemos destacar que la empresa privada es uno de los motores de la economía de un país; por tal motivo existe una tendencia histórica a analizar las unidades productivas o comerciales desde sus distintas facetas técnicas: productividad, financiación, empleo, etcétera.

Afortunadamente, en estos últimos tiempos, se analiza su relación con el medio ambiente y su comportamiento en relación a su entorno, aspectos que comprenden, en muchos aspectos, lo que se denomina responsabilidad social empresarial.

Que también, es cierto, que en los últimos tiempos el rol dinamizador de la económica que tiene el sector productivo privado, se debe concatenar con las nuevas concepciones de una Economía Social de Mercado, que permita al sector privado aportar valores para el desarrollo social y sustentable de las comunidades en donde realizan las actividades empresariales, aspecto este, que varios países europeos vienen combinando, siendo el caso emblemático el de Alemania. Concepto al cual adscribo y hago votos para que en la Argentina pueda prender con raíces firmes y sólidas.

Por ello, compartimos la idea que la empresa es a la economía, lo que la familia a la sociedad, células que conforman el tejido de los diversos ámbitos a los que pertenecen, y que sin lugar a dudas poseen vínculos cruzados, dado que es tan importante para un hogar, el encontrarse situado en un contexto de economía sustentable, como los valores que practica una sociedad son importantes para una empresa que pretende desarrollarse en determinada geografía.

El éxito de la empresa estará ligado, sumamente, a la formación y valores que las familias inculcaron en los individuos que forman esa sociedad.

Poner énfasis en la promoción de comunidades empresariales, permite valorar la importancia socioeconómica de la empresa, así como destacar la necesidad de promover políticas de incentivo a la permanencia y creación de ambientes laborales sanos, solidarios y con espíritu de equipo, sin desconocer las distintas visiones e intereses que también se dan en todas las comunidades humanas.

Si bien es cierto que la conformación de ese tipo de ambientes depende de la seriedad, compromiso y honestidad con que se manejen todos los sectores involucrados, es necesario reconocer que los líderes empresariales poseen un rol fundamental, debido a su capacidad de decisión y a la jerarquía que les otorga el puesto encomendado.

Las condiciones laborales indignas o el desempleo dilatado a lo largo del tiempo constituyen enfermedades sociales que deben ser combatidas desde todos los ámbitos (públicos y privados), siendo el campo más apropiado el de la propia empresa.

Es de este modo que los líderes empresariales deben ser los cirujanos capaces de extirpar las mencionadas enfermedades sociales, así como la empresa el hospital en el que se encuentren entusiastas colaboradores, entre los operarios, técnicos, profesionales y directivos, y de sus respectivas organizaciones sindicales y gremiales.

La fecha seleccionada que se propone para declarar el 27 de agosto de cada año como el “Día Nacional de la Comunidad Empresarial”, corresponde a la fecha de fallecimiento de Enrique Shaw empresario destacado argentino, que murió un 27 de agosto de 1962.

Es así que el Papa Francisco propone al empresariado argentino que tomen como ejemplo la figura de Enrique Shaw, cuya causa de beatificación, él propuso mientras fue Arzobispo de Buenos Aires.

En efecto, manifestó con anterioridad que Enrique Shaw podría tratarse del primer santo del mundo de saco y corbata.

El proceso de beatificación iniciado, conlleva el tratamiento de Siervo de Dios para este líder ejemplar, según los cánones de la Iglesia Católica.

Entre sus muchos aportes podemos mencionar el compromiso y esfuerzo que, desde la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), desplegó para mejorar las condiciones laborales; en este sentido contribuyó a desarrollar el proyecto de Ley Nacional de Asignaciones Familiares que, posteriormente, tuvo sanción legislativa.

Fue muy importantes la labor de Enrique Shaw y de los dirigentes que acompañaron en Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) en pos de la constitución en la Argentina de las asignaciones familiares que ya se aplicaban en la República Italiana, estudió el tema en profundidad, justificó su aplicación con argumentos morales, sociales y económicos; demostró la viabilidad del mismo y pudo aunar los intentos de otros que buscaban el mismo fin.

Entre otros cargos, Enrique Shaw fue asesor de la Comisión de los Estudios Económicos de la Unión Industrial Argentina y miembro de la Comisión Administradora de empresas en el mismo organismo.

La Comunidad Empresarial organizada por Enrique Shaw fue solidaria en su trato humano y eficiente en su desempeño funcional, demostrando que ambas propiedades se retroalimentan y son las dos caras de una misma moneda: El valor de anteponer el bienestar general al propio, o más bien amalgamarlos en unión común.

Cuando víctima del cáncer que interrumpió su vida en el mundo a sus jóvenes cuarenta y un (41) años, los empleados se enteraron de la necesidad de donantes de sangre, según los testigos de la época, aproximadamente doscientos cincuenta (250) trabajadores donaron y, posteriormente, se dirigieron a cumplir sus tareas en la empresa; enterado de semejante acto de agradecimiento y amor, Enrique Shaw manifestó: “Ahora soy feliz, ya que por mis venas corre sangre obrera”.

Sólo pueden realizar tamaños aportes al bienestar general las personas que tienen sus objetivos fijados en la comunidad, esa estructuración intelectual y de valores conduce a favorecer la vida, el trabajo y la educación de los ciudadanos, Enrique Shaw demostró que la empresa es uno de los ámbitos privilegiados para la aplicación de esos valores.

Es desde la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE), entre otros quienes impulsan este proyecto de ley.

En un momento de la realidad económica de nuestro país en el que el empleo y las condiciones laborales son una preocupación de todos los sectores de la sociedad, resulta fundamental destacar la importancia de crear o reorganizar empresas como auténticas comunidades empresariales, incentivando los sanos liderazgos que fomenten su constitución, entre los que encontramos el ejemplo de Enrique Shaw como una expresión más acabada.

Es por todas estas razones que solicitamos a nuestros pares la aprobación del presente proyecto de ley.+