Domingo 3 de marzo de 2024

Card. Rossi: 'Adviento, tiempo de abrir las puertas del corazón'

  • 6 de diciembre, 2023
  • Córdoba (AICA)
El arzobispo de Córdoba señaló que estas semanas de preparación para la Navidad son una ocasión fortuita para "animarse a ese: ¡Ven Señor Jesús!". "Hay un desafío de disfrutar este tiempo", manifestó.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Córdoba, cardenal Ángel Rossi SJ, recordó que "Adviento significa ‘el que está viniendo’. Es un verbo activo y uno puedo decir, pero ¿Quién está viniendo? Está viniendo el Señor, en Navidad viene el Señor hecho carne”, aseguró.

"Es la venida de alguien que uno quiere mucho. Por lo tanto, si el que viene es alguien que esperamos y queremos, el desafío es la espera, la esperanza”, sostuvo en su homilía semanal por radio Cadena 3.

“Hay una gracia propia del Adviento, que es distinta de la Navidad y que hay que trabajarla desde ahora, que es esta gracia de la esperanza. Cuando esperás a alguien el corazoncito se va predisponiendo. Hay un desafío de disfrutar este tiempo”, agregó.

El cardenal Rossi consideró que el Adviento “es tiempo de silencio, algo casi contra natura en el ritmo de los últimos tiempos. Pero hay que buscar el silencio porque viene la Palabra hecha carne y el modo de recibirla es en silencio. El silencio es un lugar teológico, es un espacio y una dimensión del corazón, tan importante como la Palabra”.

“Encontrar tiempo para Dios en este tiempo. Gestar en nuestra vida cotidiana ese ratito de silencio, sería un buen ejercicio para concentrarnos y adentrarnos en nuestro interior frente al Santísimo o el altarcito. Es preciso, preguntarnos: ¿qué es lo que espero yo propiamente para este tiempo? ¿Qué es lo que anhela mi corazón en este tiempo?¿Qué es lo que llenaría este momento de mi vida o lo que me está faltando?”, planteó.

El purpurado cordobés destacó además que “esperar es la actitud enormemente radical en nuestra vida, es confiar algo que supera nuestra imaginación, es abandonar el control de nuestro futuro y dejar que sea Dios quien determine nuestra vida. Es despertarse de la pereza y de esa somnolencia espiritual que a veces nos invade, es revisar nuestra oración o ver si venimos rezando”.

También pidió contemplar este tiempo velando. Es decir, explicó: “El velar de los hospitales, de la vuelta de las guerras, el velar de las esperas de las paradas de lo ómnibus de la gente, de las colas de nuestros jubilados que tienen que comprar los medicamentos o optar por comer”. 

“Tenemos que decir en este tiempo de espera del que viene, ¡ven Señor Jesús porque tenemos que darte gracias por muchas cosas lindas, porque tenemos la necesidad de ser iluminados, porque no damos más y te necesitamos para la unidad de nuestra familia que anda dividida!. Cada uno sabrá cómo completar la frase. Hay que animarse a ese ¡Ven Señor Jesús!”, profundizó.

Finalmente, el cardenal Rossi animó a comenzar este tiempo de preparación para la Navidad “con esperanza, abriendo puertas, sobre todo las del corazón”.+