Martes 25 de junio de 2024

Celam: cercanía y solidaridad para las poblaciones afectadas por las lluvias en Brasil

  • 7 de mayo, 2024
  • Bogotá (Celam) (AICA)
Sus integrantes elevaron sus oraciones y abogaron por una "solidaridad afectiva y efectiva", que se transforme en acciones de "concientización" sobre los fenómenos climáticos.
Doná a AICA.org

El Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (Celam) expresó su solidaridad y acompañamiento espiritual hacia las personas del sur de Brasil afectadas por las torrenciales lluvias e inundaciones, que han dejado a su paso, hasta el momento, el fatal saldo de 84 muertos, 276 heridos, 111 desaparecidos y más de 850.000 personas damnificadas, en 317 municipios del estado de Rio Grande do Sul.

El Celam expresó su solidaridad con las personas que lo han perdido todo, en especial, con los miembros de la Iglesia local: “A sus comunidades, sacerdotes, religiosos y religiosas, nuestro acompañamiento espiritual en esta situación, y les agradecemos el esfuerzo que están realizando por acoger y asistir a los damnificados”.

Elevaron sus oraciones por todo el pueblo del sur de Brasil y abogaron por una “solidaridad afectiva y efectiva”, que se transforme en acciones de “concientización, para escuchar los gritos de la Tierra que se expresan en estos fenómenos climáticos”.

Se están recibiendo donativos –a través de la regional sur 3 del Episcopado brasileño–, mediante una campaña para ayudar a los distintos municipios afectados, depositando o transfiriendo dinero a la cuenta 33685686001041 (CNPJ).

“Oración, solidaridad y reconstrucción”
La Red Eclesial de Migración, Refugio, Trata y Desplazamiento CLAMOR – capítulo Brasil se adhiere al llamado de todos: “Es tiempo de oración, solidaridad y reconstrucción”.

“La Red vuelca su cariño y solidaridad, de manera particular, sobre los migrantes y refugiados del estado de Rio Grande do Sul, quienes ya vivían con esfuerzo un proceso de reconstrucción de sus vidas en nuestro país”, señalaron sus representantes.

Consideraron, asismismo, que, frente a esta catástrofe socioambiental, “la naturaleza está expresando las consecuencias del maltrato que viene recibiendo y que impacta en todos, especialmente en las poblaciones más vulnerables”.

“Los signos de fe son alentadores, el apoyo llega de todo el Brasil, alimentando la esperanza y la fuerza que la generosidad pone en común, para reconstruir juntos lo que tristemente fue devastado. Las familias que perdieron a sus seres queridos cuentan con nuestra oración en profunda solidaridad”, añadieron.+