Martes 23 de abril de 2024

Cercanía de los obispos venezolanos con las familias de los migrantes atropellados en Texas

  • 9 de mayo, 2023
  • Caracas (Venezuela) (AICA)
En Brownsville, al menos ocho personas murieron y más de una docena resultaron heridas, después de que un conductor embistiera por detrás a un grupo de migrantes.
Doná a AICA.org

Ocho fallecidos de nacionalidad venezolana y otros seis heridos fue el saldo de un atropello masivo en un paradero de autobús, frente a un refugio de migrantes en Brownsville, estado de Texas (EEUU), el domingo 7 de mayo. La Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) expresó su pesar a las familias de las víctimas, como también a las de quienes resultaron heridos que, “aún se encuentran en un centro de salud de la localidad y para los que esperamos una pronta recuperación”.

“Mantenemos nuestro llamado a los gobiernos de los países y a los organismos internacionales: es urgente proteger a los migrantes e implementar, de forma inmediata, políticas integrales que respondan a la crisis de movilidad que vive nuestra región”, manifestaron los prelados.

La CEV reiteró su compromiso para que “los derechos de los migrantes sean respetados y prevalezca el respeto a la dignidad de cada persona”, al tiempo que han invitado a ofrecer “oraciones y sufragios por el eterno descanso de los difuntos e implorar por la pronta recuperación de los heridos”.

Proteger a los migrantes
Desde la Red eclesial de migración, trata, desplazamiento y refugio "Clamor" también expresaron sus condolencias a las familias venezolanas. Aún cuando no se han esclarecido las causas del accidente, quieren “visibilizar que este trágico hecho es un recordatorio de la necesidad urgente de proteger a los migrantes”.

La Red Clamor recordó que, “particularmente en Latinoamérica, millones de personas se sienten obligadas a huir de sus países en busca de oportunidades para prosperar, para tener una vida digna y en paz que les son negadas en sus países de origen”.

“Quienes migran o se desplazan forzosamente, además del dolor del desarraigo, enfrentan en la ruta amenazas de despojo, violencias y discriminación por diversas razones. Es fundamental que se respeten en todo momento los derechos humanos de las personas en movilidad, independientemente de su estatus migratorio”, acotaron.

Por ende, todos “deben recibir protección contra la violencia y la discriminación, y la atención médica que requieran”, y “pedimos justicia y asistencia para las víctimas y sus seres queridos”.

La nota concluye con un especial saludo solidario hacia quienes “acogen, protegen y promueven a nuestros hermanos y hermanas en la casa de paso 'Obispo Enrique San Pedro Ozanam'”, lugar donde sucedió este siniestro.+