Jueves 1 de octubre de 2020

Controlan incendio en la Catedral de Nantes y abren investigación por "fuego provocado"

  • 18 de julio, 2020
  • Nantes (Francia) (AICA)
Un incendio, posiblemente intencional, se desató esta mañana en la catedral de San Pedro y San Pablo de Nantes (Francia). El fuego fue controlado y la justicia abrió una investigación.

Los bomberos franceses lograron controlar el incendio, desatado esta mañana en la catedral de San Pedro y San Pablo de la ciudad de Nantes y la justicia francesa abrió una investigación por incendio provocado tras encontrar tres focos de fuego.

El padre François Renaud, administrador diocesano, contactado por teléfono por Vatican News, habló de “inmensa tristeza”, explicando que “la diócesis ha sido golpeada en el corazón”. La catedral, después de las últimas restauraciones, “estaba en un estado magnífico”, expresó. 

Habiendo podido entrar muy rápido, habla de “un espectáculo abrumador: el gran órgano desapareció por completo, se convirtió en humo; La consola del órgano del coro también. Después, hubo un terrible humo en todo el edificio y todas las obras de arte en el interior quedaron dañadas. Y luego hay estructuras que se debilitan", explicó el administrador diocesano. Otro daño irreparable, “el techo de vidrio explotó contra el gran órgano. Eran las únicas viejas vidrieras de la catedral, del siglo XVI. Ya no lo son”.

Este incendio causó una gran conmoción en Francia, donde el recuerdo del incendio de Notre-Dame de París todavía está muy presente. El primer ministro Jean Castex ya estaba allí en la mañana antes de la llegada del ministro del Interior, Gérald Darmanin, y la ministra de Cultura, Roselyne Bachelot, esperaba llegar allí durante el día.

El padre Renaud recibió varios mensajes durante toda la mañana: de las diócesis, de otras iglesias, funcionarios de las religiones judía y musulmana, autoridades políticas y administrativas. También se envió evidencia de apoyo de toda la Iglesia en Francia, comenzando con el arzobispo de Reims, monseñor De Moulins-Beaufort, presidente de la Conférence des évêques de France, pero también del nuncio apostólico en Francia, monseñor Celestino Migliore.

La justicia francesa sospecha de un origen criminal del incendio, ya que los bomberos que acudieron a apagar las llamas se encontraron al llegar con tres focos diferentes de fuego, explicó el fiscal de Nantes, Pierre Sennes a los medios franceses. 

En declaraciones a la emisora de radio “France Bleu Loire Océan” el fiscal Sennes señaló que esos tres puntos diferentes “nos llevan a privilegiar la hipótesis criminal, no es resultado del azar” y explicó que “un especialista en incendios ya se estaba desplazando desde París a Nantes para visitar la catedral. En este momento hay una investigación abierta por incendio premeditado. No hay ninguna conclusión en firme porque todavía hay muchas investigaciones por hacer que pueden aportar nuevos elementos”.  

Los bomberos recibieron la alerta a las 7:45 hora local y cuando entraron en el edificio descubrieron tres focos de fuego, uno a una treintena de metros de altura en la planta del gran órgano, que ha quedado totalmente destruido, y otros dos a uno y otro lado de la nave.

Un total de 104 bomberos estuvieron trabajando en la extinción del fuego, que ha quedado controlado. El responsable del cuerpo en el departamento, el general Laurent Ferlay, insistió en que “no estamos en un escenario como el de Notre Dame” del 15 de abril del pasado año, cuando quedó destruida buena parte de la techumbre de la catedral de la capital francesa.

En una primera reacción desde la cumbre europea de Bruselas a la que asiste desde el viernes, el presidente francés, Emmanuel Macron, escribió en su cuenta de Twitter que “después de Notre Dame, la catedral San Pedro y San Pablo en el centro de Nantes está en llamas”.
“Apoyo a nuestros bomberos que asumen todos los riesgos para salvar esta joya gótica de la Ciudad de los Duques”, añadió Macron, según informó la agencia EFE.

Esta tarde está previsto que acudan a Nantes para interesarse por la situación el primer ministro francés, Jean Castex, y sus ministros de Interior, Gérald Darmanin, y Cultura, Roselyne Bachelot.

La catedral de Nantes, cuya construcción comenzó en 1434 y terminó en 1891, es el tercer edificio religioso construido en ese lugar. La primera catedral se construyó en el siglo VI y una segunda catedral románica se alzó en siglo XII.

A lo largo de su historia, la catedral de Nantes ha sufrido varios siniestros. Durante la segunda Guerra Mundial, los bombardeos aliados destruyeron en junio de 1944 la sacristía y parte del deambulatorio de la catedral.

En enero de 1972, un incendio accidental provocado por el soplete de un obrero que trabajaba en la reparación del techo de la catedral destruyó el armazón de madera de la catedral. El edificio fue totalmente restaurado.+