Viernes 12 de abril de 2024

Diferentes credos y organizaciones civiles analizaron la situación del país

  • 23 de febrero, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
Coincidieron en que la seguridad alimentaria, la educación de calidad, el empleo genuino, el respeto y la cultura del trabajo son requisitos para superar años de decadencia económica y social.
Doná a AICA.org

Autoridades de los credos monoteístas, agrupaciones empresariales, representantes del campo, la academia y organizaciones de ayuda social se reunieron el 20 de febrero en la sede de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera), para analizar la actualidad nacional.

El encuentro fue convocado por Aciera, que preside el pastor Christian Hooft y llevó por lema “Desafíos y oportunidades de la Argentina actual”.

“Dentro de los desafíos más importantes se destacó la necesidad de reducir los altos niveles de agresión verbal que han caracterizado a nuestra sociedad en los últimos años, generando espacios de diálogo y encuentros que permitan lograr los consensos necesarios para salir de una coyuntura de crisis permanente”, se expresó en un comunicado tras la reunión.

“Hubo un consenso absoluto en que la seguridad alimentaria, la educación de calidad, el empleo genuino, el respeto y la cultura del trabajo son requisitos primarios que debemos asegurar para superar años de decadencia económica y social. La falta de oportunidades laborales, la creación de nuevos negocios y el acceso a inversiones y financiación para las pymes son otros desafíos a resolver”, se agregó.

Los líderes y representantes coincidieron en que el país atraviesa “una profunda crisis que requiere soluciones urgentes”. Sin embargo, subrayaron que “esta crisis no podrá ser resuelta en medio de un clima de crispación”.

“Es vital establecer bases sólidas de convivencia democrática, evitando caer en extremos y estando dispuestos a escucharnos, reconociendo que los demás pueden tener opiniones diferentes y practicando la tolerancia”, sostuvieron. 

Al respecto, resaltaron que la Argentina es “un ejemplo reconocido a nivel mundial en el diálogo interreligioso, un ejemplo que podría llevarse a otros espacios del ámbito civil y público”.

Dentro de las oportunidades y fortalezas, se destacó el inmenso capital humano que representa el voluntariado de las distintas organizaciones en todo el país, como agentes de cambio, acompañamiento y pacificación, con experiencia en la atención de las necesidades de los más vulnerables. 

Asimismo, se recordaron ejemplos a seguir, como el programa ‘Seamos uno”, que unió a empresarios, ejecutivos, iglesias y organizaciones sociales en un proyecto sin precedentes durante la pandemia, logrando donaciones, compra de alimentos y la logística necesaria para distribuir un millón de cajas de alimentos con altos estándares de eficiencia y transparencia.

Por último, los participantes advirtieron sobre “la creciente amenaza que representan las adicciones, el narcotráfico y la inseguridad” y consideraron importante “la transparencia en el manejo de los recursos públicos para evitar actos de corrupción, así como acusaciones falsas que manchan el trabajo honesto de miles de personas comprometidas con la ayuda al prójimo”.

Como cierre, hubo un compromiso firme de las organizaciones religiosas y de los representantes de la sociedad civil de seguir aportando ayuda y colaboración, articulando entre lo público y lo privado, y fortaleciendo los espacios de diálogo y encuentro.

Las instituciones presentes en este encuentro fueron: Asociación de Bancos de Argentina, Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola, Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa, Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina, Asociación Mutual Israelita Argentina, Cámara Argentina de Mediana Empresa, Cáritas Argentina, Consejo Cristiano de la Mujer, Conferencia Episcopal Argentina, Centro Islámico de la República Argentina, Consejo de Rectores de Universidades Privadas, Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas, Federación Argentina de Iglesias Evangélicas, Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina, Espacio de Diálogo Interreligioso de Sunchales y Universidad Católica Argentina.+