Domingo 27 de septiembre de 2020

Dos santuarios argentinos se unirán al Papa en el rezo del Rosario

  • 28 de mayo, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
La catedral salteña del Señor y la Virgen del Milagro y la basílica de Nuestra Señora de Luján se unirán junto con otros santuarios marianos del mundo al rezo del Rosario que guiará el papa Francisco.

La catedral salteña del Señor y la Virgen del Milagro y la basílica de Nuestra Señora de Luján se unirán junto con otros santuarios marianos del mundo al rezo del Rosario que el papa Francisco guiará el próximo sábado para “invocar la ayuda y el socorro de la Virgen María en la pandemia y para confiar al Señor a la entera humanidad”.



“¡Tremenda noticia! Nuestra catedral de Salta, santuario de la Virgen del Milagro, junto con los más importantes santuarios marianos del mundo, fue elegida para acompañar el rezo del Rosario junto al Papa Francisco!”, destacó el arzobispado de Salta.



La arquidiócesis de Mercedes-Luján, jurisdicción eclesiástica donde se encuentra el santuario dedicado a la patrona nacional, expresó: “Rezar el Rosario junto al papa Francisco y a otros santuarios del mundo en este tiempo de pandemia es un signo de esperanza, porque junto a María Santísima, Madre de Dios y Madre nuestra, sentiremos que nuestro corazón se abre a la fuerza del Espíritu Santo para caminar unidos hacia un mundo nuevo, más humano, más justo, más fraterno".



La convocatoria es para el sábado 30 de mayo, a las 17.30 hora de Roma (a las 12.30 hora de Buenos Aires), momento en el que el pontífice rezará la oración mariana frente a la Gruta de Lourdes en los Jardines Vaticanos. Se transmitirá en directo por medios digitales y redes sociales.



Para el momento de oración junto al Santo Padre, se conectarán los mayores santuarios de los cinco continentes, entre ellos los del Señor y la Virgen del Milagro y el de la Virgen de Luján.



Los otros latinoamericanos serán los de Nuestra Señora de Guadalupe (México) y Chiquinquirá (Colombia). También se unirán los europeos de Lourdes, Fátima, San Giovanni Rotondo, Pompeya y Czestochowa; el estadounidense de la Inmaculada Concepción (Washington D.C.); los africanos de Elele (Nigeria) y Notre-Dame de la Paix (Costa de Marfil).



La celebración mariana es promovida por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, sobre el tema "Asiduos y concordes en la oración, junto con María (Hechos 1,14)".



"Un momento de oración mundial para aquellos que deseen unirse al papa Francisco en la víspera del Domingo de Pentecostés", expresa en la convocatoria, y anticipa que las docenas de la oración mariana serán recitadas por mujeres y hombres que representan diversas categorías de personas particularmente afectadas por el virus.



En este sentido, detalla: un médico y una enfermera, en representación del personal sanitario empeñado en primera línea en los hospitales; una persona curada y una que ha perdido un familiar, por todos los que hayan sido tocados personalmente por el coronavirus; un sacerdote, un capellán hospitalario y una religiosa enfermera, por todos los sacerdotes y personas consagradas cercanas a los que padecen la enfermedad; un farmacéutico y un periodista, en representación de todos los que, incluso durante el período de la pandemia, siguieron prestando su servicio en nombre de los demás; un voluntario de la Protección Civil con su familia, por quienes trabajaron para hacer frente a esta emergencia y por todo el vasto mundo del voluntariado; y una familia joven, a la que nació un niño precisamente en este período, signo de esperanza y de la victoria de la vida sobre la muerte.



"A los pies de María el Santo Padre pondrá las muchas angustias y dolores de la humanidad, agravados ulteriormente por la propagación del Covid-19", sostiene, y concluye: "La cita para el final del mes mariano es un signo más de cercanía y consuelo para quienes, de diversas maneras, han sido afectados por el coronavirus, en la certeza de que la Madre Celestial no desatiende las peticiones de protección".+