Lunes 17 de junio de 2024

El cardenal más anciano de la Iglesia cumple 99 años

  • 29 de febrero, 2024
  • Luanda (Angola) (AICA)
Alexandre do Nascimento OP, cumplirá 99 años el viernes 1º de marzo. Nacido en Malanje, Angola, fue creado cardenal por el papa Juan Pablo II, convirtiéndose en el primer purpurado de su país.
Doná a AICA.org

El cardenal angoleño, Alexandre do Nascimento OP, el más anciano del mundo, cumplirá este viernes 1º de marzo 99 años. Fue arzobispo de Luanda, de 1986 a 2001; primer arzobispo de Lubango, de 1977 a 1986; y obispo de Malanje, de 1975 a 1977.

Actualmente, el Colegio Cardenalicio cuenta con 239 cardenales, de los cuales 129 son electores y 110 no tienen derecho a participar en el cónclave, debido a que superan la edad reglamentaria.

Nacido el 1º de marzo de 1925 en la ciudad de Malanje, de la entonces África Occidental Portuguesa, do Nascimento fue ordenado sacerdote en Roma, en 1952 por el arzobispo Luigi Traglia

Bachiller en filosofía y licenciado en teología por la Pontificia Universidad Gregoriana, se desempeñó como profesor de teología dogmática en el Seminario Mayor de Luanda y como redactor principal del periódico católico O apostolado ("El apostolado"), entre 1953 y 1956.

Posteriormente, de 1956 a 1961, fue el predicador de la catedral de Luanda. Durante esos años, también ocupó los cargos de subdirector de Radio Católica, asistente de grupos familiares y asistente espiritual de los trabajadores portuarios.

Exilio en Portugal
Durante la guerra de independencia contra el poder colonial portugués, se exilió en Lisboa, donde fue párroco durante diez años y estudió derecho civil en la Universidad de Lisboa, ocupando también el cargo de consejero del Movimiento de los Equipos de Nuestra Señora.

Después de regresar a su tierra natal, de 1971 a 1975, en el contexto de la entonces diócesis de Lubango, fue profesor de moral y teología, así como asesor del Instituto de Ciencias Sociales Pío XII y miembro de la curia diocesana.

Fue también secretario general de Cáritas angoleña, presidente del Tribunal Eclesiástico de Luanda, miembro del consejo presbiteral y de la comisión diocesana para el Año Santo de 1975 y, finalmente, asistente especial de estudiantes y ex presos políticos. En 1975, Angola finalmente se independizó de Portugal, como muchos otros países africanos bajo su dominio.

Episcopado
El 10 de agosto de 1975, el papa Pablo VI lo nombró obispo de Malanje. Fue consagrado el 31 del mismo mes, en la catedral de Luanda, a manos del arzobispo Giovanni De Andrea. Eligió el lema: Turres fortissima nomen Domini, que traducido significa "El nombre del Señor es una torre fuerte" (Proverbios 18, 10).

El 3 de febrero de 1977, fue promovido a la recién elevada arquidiócesis de Lubango y, al mismo tiempo, nombrado administrador apostólico "ad nutum Sanctae Sedis" de Pereira de Eça, diócesis que cambiaría su nombre por el de Ondjiva el 16 de mayo de 1979, en virtud del decreto Cum Excellentissimus de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

Fue noticia en los periódicos de todo el mundo cuando, el 15 de octubre de 1982, durante una visita pastoral, fue secuestrado por guerrilleros armados. El papa Juan Pablo II pidió su liberación durante el Ángelus del domingo 31 de octubre,  y después de esto fue finalmente liberado el 16 de noviembre del mismo año. El 16 de febrero de 1986, Juan Pablo II lo trasladó a la arquidiócesis de Luanda. 

En 2000, presentó su renuncia, como lo establece el Código de Derecho Canónico, que le fue aceptada. Había sido creado cardenal por san Juan Pablo II durante el consistorio del 2 de febrero de 1983, con el título de cardenal presbítero de San Marcos en Agro Laurentino, convirtiéndose el primer angoleño en ser incorporado al Colegio Cardenalicio.

En ese mismo año de 1983, fue nombrado presidente de Cáritas Internationalis, ocupando este cargo hasta 1991.

En la Cuaresma de 1984, predicó los ejercicios espirituales para la Curia romana, de los que el Papa también participó.

En 2005 cumplió 80 años, con lo cual perdió la posibilidad de participación en cualquier eventual cónclave. Tras la muerte de Juan Pablo II, solo un mes más tarde, por su edad no pudo participar en la elección de 2005, que concluyó con la elevación al trono de Benedicto XVI. Tampoco participó por su edad (88 años) en el cónclave de 2013, que finalizó con la elección de Francisco.

El 5 de junio de 2015, con noventa años, ingresó en la Fraternidad Sacerdotal de la Orden de Predicadores: el padre Rui Carlos Lopes, que presidía la celebración, declaró sentirse honrado de recibir entre los dominicos al cardenal, calificado como un gran hombre de fe. Se convirtió en el primer sacerdote, obispo y cardenal angoleño en ingresar a esa rama de la familia dominicana.

Tras la muerte del cardenal Jozef Tomko, el 8 de agosto de 2022, se convirtió en el cardenal vivo con mayor edad.

Homenajes
El 19 de julio de 2010, en Luanda, fue condecorado por el presidente de la República Portuguesa, Aníbal Cavaco Silva, con la Gran Cruz de la Orden de Cristo, por su compromiso con la realización de la paz y la reconciliación entre los angoleños.

Es autor de varias obras, entre las que figuran: Caminos de esperanza; Cómo leo el libro de Rut; Diario íntimo y otros escritos de piedad; El concepto de civilización y su incidencia; Del hombre sin fe – sus posibilidades y límites – según Francisco Suárez; Escritos pastorales; La experiencia constitucional angoleña y la justificación de los derechos fundamentales; Libro de ritmos; Meditaciones para el Año Santo; Pequeño Libro de Nuestra Señora; y Sobre la belleza y la moral.+