Jueves 22 de febrero de 2024

El Custodio de Tierra Santa pide detener los bombardeos indiscriminados en Gaza

  • 14 de noviembre, 2023
  • Roma (Italia) (AICA)
Fray Francisco Patton recordó que para judíos, cristianos y musulmanes "todo ser humano es sagrado".
Doná a AICA.org

“Todos deben cooperar para detener los bombardeos contra civiles en Gaza. Debemos comenzar a considerar nuevamente a la persona humana como sagrada, independientemente de su origen étnico, religión y estatus personal”, aseguró el Custodio de Tierra Santa, Fray Francisco Patton OFMCap., y reiteró su petición de poner fin a los bombardeos indiscriminados en Gaza, donde la crisis humanitaria continúa empeorando dramáticamente, con miles de muertos y heridos, incluidos bebés recién nacidos.

El fraile franciscano italiano participó en la XVI Jornada de las Asociaciones de Tierra Santa, que tuvo lugar en la Universidad Pontificia Antonianum de Roma. El encuentro, que se celebra cada año, reunió a las asociaciones de voluntarios que trabajan en proyectos en los Santos Lugares.

En declaraciones a los Medios Vaticanos, el Custodio subrayó la urgente necesidad de salvar y proteger las vidas humanas, las cuales, recordó, son sagradas para judíos, cristianos y musulmanes.

“Para judíos y cristianos, el hombre está hecho a imagen y semejanza de Dios; para los musulmanes, según el Corán, el hombre es el Califa de Dios, el representante de Dios en la tierra. Por tanto, los creyentes de las tres religiones tienen una idea muy elevada del valor y la dignidad de la persona humana”.

Los lugares de culto deben ser respetados
Al ser interrogado sobre la situación de la pequeña comunidad cristiana que sufre los bombardeos en Gaza, la mayoría de cuyos integrantes se encuentran actualmente refugiados en la parroquia latina de la Sagrada Familia, el padre Patton expresó su esperanza de que “al menos los lugares de culto sean respetados” y de que los cristianos de Gaza puedan superar este momento extremadamente difícil.

Desde que estalló la guerra hace más de un mes, los bombardeos israelíes no han respetado hospitales, escuelas ni mezquitas, a lo que se suma que el 19 de octubre el complejo de la Iglesia Ortodoxa Griega de San Porfirio, en Gaza, fue alcanzado por un ataque aéreo que mató a 18 personas e hirió a varias otras.

En la entrevista, el Custodio destacó la importancia vital de la presencia de voluntarios en Tierra Santa porque, dijo, contribuyen a crear puentes entre el mundo y los Santos Lugares, no sólo con los cristianos sino también con las comunidades israelíes y palestinas.

En cuanto al futuro, el Custodio teme que, una vez terminada la guerra, se produzca un nuevo éxodo de cristianos desde Tierra Santa hacia Estados Unidos, Canadá y Europa.

"Muchos ya no se sienten seguros, especialmente aquellos que tienen familia y no quieren que sus hijos crezcan en un ambiente de odio, donde no hay aceptación mutua entre personas de diferentes orígenes étnicos y religiosos", explicó.

Sin embargo, el fraile franciscano remarcó que es vital que los cristianos se queden: “Los cristianos deben estar profundamente convencidos de que ser cristiano en Tierra Santa y en todo el Medio Oriente es un llamado especial, una especie de vocación, y no una maldición”, dijo, señalando que tienen un papel importante que desempeñar como puentes entre palestinos e israelíes, ya que ninguna de las partes los percibe como peligrosos. “Si se van”, afirmó, “el espacio de convivencia se reducirá aún más”.

“Siempre nos quedamos, incluso cuando no había peregrinos, y sabemos que es importante permanecer en esos lugares y orar en esos lugares, porque recuerdan el misterio de nuestra Redención. La redención es un acontecimiento dramático, no un paseo por el parque; es algo que le costó la vida a Nuestro Señor Jesucristo. Y, en consecuencia, estamos llamados a seguirlo como discípulos, incluso en medio de las dificultades”.

El padre Patton concluyó con un fuerte llamado a poner fin al sufrimiento de los civiles: “Todos debemos empezar a considerar nuevamente el valor y la dignidad de la persona humana. Esto es para evitar alimentar ideologías antihumanas y terroristas”, dijo.+