Viernes 7 de agosto de 2020

El Papa llama a una madre que perdió a su hijo en un accidente

  • 30 de julio, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Cinzia Desiati, mamá de un joven de 21 años que murió en un accidente en Roma, recibió la llamada del papa Francisco para consolarla y manifestarle cercanía.

El papa Francisco llamó a la madre de un joven de 21 años, fallecido en octubre pasado en un accidente automovilístico en Roma, en respuesta a la carta que la mujer le envió, describiendo el drama familiar y la crisis de fe que le causó el trágico suceso.

El periódico digital Interris.it fundado por el padre Aldo Buonaiuto, narró la historia exclusiva de Cinzia Desiati, mamá de Fabrizio Bitetto, fallecido trágicamente el año pasado.

“Los meses posteriores a su muerte fueron el momento más oscuro de mi vida. Estaba enojada con Dios y saqué la cruz de mi casa. Solo dejé una imagen de la Madre de Dios, porque ella sabe lo que significa perder un hijo”, contó Cinzia, confesando que este mes le escribió al Papa al respecto.

El Papa intentó llamarla varias veces. Cuando finalmente tuvo éxito, dijo que estaba hablando con ella mirando la foto de su hijo que ella le había enviado en la carta. 

"Tengo la foto de Fabrizio frente a mí, me dijo el Santo Padre, en ese momento me tranquilicé:' ¿Cómo estás? ¿Y cómo está tu esposo? '", continuó.

"Hablamos sobre Fabrizio y él me dijo que estas desgracias no deberían suceder. Le conté cómo nos había trastornado a todos y le confié que mi esposo había perdido la fe. Me animó diciendo: "Lo entiendo. Es normal que eso suceda y que el tiempo traería alivio. Prometió rezar por nosotros y pidió que rezáramos por él también”, contó la mujer. 

Cinzia admitió que la conversación con Francisco se convirtió en un destello de esperanza para ella y su esposo.

“El papa Francisco me dio alegría. Hablar con él fue una caricia como si Fabrizio lo hubiera hecho. Sentí una sensación hermosa, me hizo devolver una sonrisa a mis labios que no había sentido desde el 4 de octubre".

La llamada del Papa llegó el domingo, el día de santa Ana, protectora de todas las madres. "Creo que fue Fabrizio quien me hizo recibir esta llamada" el día de santa Ana. "Es como si quisiera decir a través del Papa: mamá, debes seguir siendo fuerte y no rendirte, el Papa también te dice. ¿Quién más que él?".

El Papa prometió a los cónyuges que tan pronto como terminaran las restricciones causadas por la pandemia, los invitaría al Vaticano a rezar juntos.+