Miércoles 30 de septiembre de 2020

El tío del presidente del Congo, es el primer obispo africano fallecido por coronavirus

  • 21 de abril, 2020
  • Kinshasa (República Democrática del Congo) (AICA)
Monseñor Gérard Mulumba Kalemba, de 82 años, obispo emérito de la diócesis congoleña de Mweka, quien estuvo al frente de su diócesis durante casi 30 años, falleció por coronavirus

Monseñor Gérard Mulumba Kalemba, de 82 años, obispo emérito de la diócesis congoleña de Mweka, quien estuvo al frente de su diócesis durante casi 30 años, falleció por coronavirus el 15 de abril, siendo el primer obispo africano fallecido a causa de la pandemia de Covid-19.



Monseñor Mulumba, cuyo hermano fue tres veces primer ministro del antiguo Zaire y cuyo sobrino, Félix Antoine Tshisekdi, es actualmente presidente de la República Democrática del Congo, murió a causa del coronavirus, en las primeras horas del 15 de abril en una clínica en la capital de la República Democrática del Congo, Kinshasa, donde había estado aislado durante varios días.



Nacido en Kananga, en la provincia de Kasai Central, ordenado sacerdote en 1967, y luego obispo en 1989, gobernó pastoralmente la diócesis de Mweka durante veintiocho años. En 2017 le sucedió monseñor Oscar Nkolo Kanowa.



Su muerte se produce en un momento crítico en el frente sanitario de la República Democrática del Congo que, después de Camerún, es el segundo país africano más afectado por el Covid-19 con un total de 327 casos, de los cuales 25 fallecidos y 27 pacientes curados.



Lo que hace que la situación sea particularmente preocupante es la inesperada reaparición del ébola, que casi dos meses después del último caso y seis semanas después del alta hospitalaria de la última persona curada, parecía haber salido de la emergencia sanitaria a causa de la epidemia. Hace unos días se denunciaron tres nuevos casos: un joven que murió en Beni, una niña que murió el día de Pascua y otra persona cuya muerte fue denunciada a las autoridades sanitarias.



Mientras tanto, continúa la convalecencia del cardenal Philippe Nakellentuba Ouédraogo, arzobispo de Uagadugú, en Burkina Faso, y presidente del Simposio de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar, a quien recientemente se le dio de alta de una clínica de la capital, donde fue admitido tras dar positivo en Covid-19. +