Martes 21 de mayo de 2024

Finalizó la convivencia del obispo castrense con seminaristas

  • 27 de febrero, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
Mons. Santiago Olivera compartió una semana con los alumnos del seminario San Juan Capistrano y Santo Cura Brochero, en la casa de retiros Santa María de la Armonía de la localidad de Mar Chiquita.
Doná a AICA.org

El obispo castrense de la Argentina, monseñor Santiago Olivera, finalizó la convivencia con los seminaristas y formadores del seminario San Juan Capistrano y Santo Cura Brochero, que se llevó a cabo durante los últimos días de febrero en la casa de retiros Santa María de la Armonía, de la localidad de Mar Chiquita.

Participaron también de la convivencia el vicario general, monseñor Gustavo Acuña; el vicerrector del seminario, presbítero Diego Pereyra; y el formador del año propedéutico, presbítero Luis María Berthoud. Acompañaron también la actividad los directores espirituales, el capellán mayor de Fuerza Aérea Argentina (FAA), presbítero César Tauro; y el capellán mayor de Gendarmería Nacional Argentina, presbítero Jorge Massut.

El rector del seminario, presbítero Daniel Ramos, señaló: “En el marco del itinerario de formación de los seminaristas, que son nueve, hemos compartido días de convivencia junto con el equipo de formadores. Este año, ingresaron tres nuevos jóvenes para el introductorio y dos para la etapa formativa posterior”.

“Fue un tiempo de gracia, de recreación y afianzamiento del espíritu fraterno entre nosotros y nuestro obispo, durante el que pudimos leer y reflexionar sobre un artículo de la revista Soldados que habla del desempeño del capellán entre los militares. También leímos la carta apostólica del Papa Francisco ‘Sobre la confianza en el amor misericordioso de Dios’”, continuó.

Además, el sacerdote destacó que, “en nuestro tiempo de convivencia, nos trasladamos desde la casa de retiros Santa María de la Armonía hasta la ciudad de Mar del Plata, donde visitamos a las hermanas Siervas de María”. 

“En aquella ciudad, peregrinamos a la gruta de la Virgen de Lourdes, donde rezamos el santo rosario pidiendo por la paz y salud de los enfermos y nos pudimos encontrar con fieles castrenses presentes en el lugar, algunos de los cuales son servidores del santuario mariano”.

Durante la convivencia, visitaron el lugar y participaron de las actividades, junto con monseñor Olivera, capellanes castrenses que prestan servicio en la región, como el presbítero Luciano Alzueta; el presbítero Juan Cruz Menilli; y los sacerdotes Pablo Caballero y David Ochoa, quienes compartieron su testimonio respecto del acompañamiento que realizan entre los fieles militares.

Por su parte, monseñor Olivera manifestó: “Damos gracias a Dios por los que hicieron posible estos días, lo que implica la organización y los gastos de una convivencia, que hemos podido concretar gracias a la generosidad de algunos de nuestros fieles”. 

“Quiera Dios que esta convivencia haya ayudado a lo que yo decía en el inicio de este tiempo formativo, que justamente, hayamos consolidado vínculos con Dios y hayamos fortalecido los lazos entre nosotros, viéndonos, según el pensamiento de san Juan Pablo II, cada uno de nosotros, un don para el otro”, agregó.

Monseñor Olivera presidirá, el domingo 3 de marzo a las 11.30, en la catedral castrense ubicada en el barrio de Retiro, la misa de inicio de actividades del seminario. 

Ese día, durante la celebración, el diácono Luis Villafañe hará su juramento de fidelidad camino a su ordenación sacerdotal, que se realizará el próximo 16 de marzo a las 10.30, en la misma catedral castrense.+