Lunes 4 de marzo de 2024

Guatemala: los obispos instan al presidente a que pida la renuncia de la Fiscal General

  • 10 de octubre, 2023
  • Ciudad de Guatemala (AICA)
El episcopado hizo un nuevo llamado al presidente Giammattei y a la Fiscal General, luego de 8 días de bloqueos. La mejor decisión que podría tomar Consuelo Porras, es renunciar, afirman los prelados.
Doná a AICA.org

La Conferencia Episcopal de Guatemala (CEG) urgió al presidente de la república, Alejandro Giammattei, a cumplir con su responsabilidad que el mismo pueblo le confió -la cual que está enmarcada en los artículos 1 y 182 de la Constitución del país-, que se pronuncie en defensa del bien común, que atienda el clamor de quienes se manifiestan en la calle y que pida la renuncia de la Fiscal General y jefa del Ministerio Público, María Consuelo Porras Argueta

Así también, que renuncien sus colaboradores, es decir, los ejecutores de las acciones que se han percibido como abusos y atropellos durante el proceso electoral. Los obispos piden a la señora Fiscal General y al Fiscal Especial y sus colaboradores que “consideren” que ha llegado el momento de demostrar con acciones otro modo de evidenciar sus responsabilidades ciudadanas y “presentar su renuncia”. 

Además, indican que el detonante de la crisis institucional lo constituyen en parte de las acciones que mantienen la insatisfacción popular, y que esto no finalizará hasta que el pueblo se dé cuenta de que sus peticiones han sido escuchadas.

Apariencia de legalidad
“La situación de paro nacional que se ha desarrollado es el resultado de acciones de organismos del Estado, principalmente del Ministerio Público (MP), que, con apariencia de legalidad, son contrarias al bien común”, señala el comunicado.

Los obispos de Guatemala aseguran en el documento que han “analizado los acontecimientos que la sociedad guatemalteca ha vivido en los últimos días. Manifestaciones populares de descontento y frustración y de reclamos crecientes”.

De acuerdo con la CEG, “el secuestro de las actas del proceso electoral estuvo amparado por la decisión de un juez, y dicha acción se percibió como contraria a la ley que otorga supremacía al Tribunal Supremo Electoral (TSE) en materia electoral y como una violación del respeto debido al voto ciudadano libremente emitido”.

Restablecer el orden político
Los obispos consideran que “algunas resoluciones de la Corte de Constitucionalidad y de la Corte Suprema de Justicia, que debían restablecer el orden político, no han resuelto los conflictos, pues se perciben como interpretaciones interesadas de la ley”.

“El Estado, a través de estas instituciones, no ha servido al bien común y, por eso, gran número de ciudadanos se ha levantado en protesta y pide la destitución de quienes, de manera flagrante, han atropellado el proceso electoral”, indicaron los clérigos.

Los integrantes de la Conferencia Episcopal instan al pueblo de Guatemala, a los líderes sociales y a los que tienen influencia en la vida social que utilicen los medios legales que la misma Constitución ofrece para expresar el descontento y la insatisfacción, sin recurrir a la violencia ni a ejercer ningún tipo de presión que coarte la libertad que cada ciudadano guatemalteco tiene.

“Es necesario que los manifestantes se mantengan dentro de la legalidad y, por lo tanto, no impidan el derecho de otros ciudadanos a la libre locomoción, al trabajo, a la educación y al comercio”, indicaron los obispos en el comunicado.+