Viernes 7 de agosto de 2020

Hackers chinos se habrían infiltrado en computadoras del Vaticano

  • 31 de julio, 2020
  • Nueva York (Estados Unidos) (AICA)
Una compañía privada americana, "Recorded Future" descubrió una operación de espionaje en el server del Vaticano y en la red de la Santa Sede.

Hackers chinos se infiltraron en el server del Vaticano y en la red de la Santa Sede, e incluso en la Misión de Estudio de Hong Kong. Entre las víctimas también figuraría el PIME (Pontificio Instituto de Misiones en el extranjero) de Milán. 

El ataque fue descubierto por la compañía privada de monitoreo de la web “Recorded Future”, con casa matriz en Somerville (Massachusetts).

En su informe, dado a conocer en los últimos días, “Recorded Future” explica que los ataques comenzaron en mayo pasado. Gracias al uso de notificaciones de la Secretaría de Estado, los hackers lograron insertar un malware que les permitió ingresar en el correo de la diócesis de Hong Kong, en el de la Misión de estudio (que funciona como una especie de nunciatura en China) y en el correo del Vaticano.  

Según “Recorded Future”, el ataque fue obra de un grupo llamado RedDelta, patrocinado por el Estado chino. La compañía estadounidense considera que detrás del ataque estaría el intento de obtener acceso a información secreta y de espiar la posición vaticana ante la inminencia de un posible encuentro entre las delegaciones de la Santa Sede y de China, cuyo tema sería la renovación del Acuerdo provisorio sobre el nombramiento de obispos, firmado dos años atrás y que caduca en el mes de septiembre. 

El ataque al correo del PIME habría sido en junio. El secretario general del PIME, presbítero Marco Villa, informó a todos los miembros acerca del mal funcionamiento y de los bloqueos en el correo, que se prolongaron por varias semanas. En el pasado ya se habían constatado bloqueos, pero fueron de muy corta duración. 

En su reporte, Recorded Future brinda un análisis de los movimientos de los hackers, y menciona el proyecto de China para el control sobre las religiones. 

El descubrimiento de la operación de espionaje -señala AsiaNews- sucede en un momento en el cual las tensiones entre China y los Estados Unidos se encuentran en un pico, e involucran las acusaciones de los Estados Unidos contra China respecto a la libertad religiosa, que se ve coartada para cristianos, uigures y tibetanos, entre otros. 

El New York Times desestima que el reporte de “Recorded Future”, siendo una obra de particulares, tenga alguna conexión con la administración Trump. 

Una personalidad vaticana comentó: “Decir que China espía al Vaticano es como descubrir el agua caliente: el espionaje y los hackers se han convertido en un problema internacional con el que toca convivir”. +