Viernes 7 de agosto de 2020

"Hay que evangelizar de nuevo a un mundo paganizado"

  • 29 de julio, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
Mons. Alfredo Zecca afirmó que para hacerlo es "indispensable que cada cristiano sea consciente de la identidad de su fe, de lo que cree, para no quedar expuesto a todo viento de doctrina".

Monseñor Alfredo Zecca, arzobispo titular de Bolsena, reconoció que son “todavía magros” los esfuerzos evangelizadores, y atribuyó esta situación a causas múltiples, entre ellas “el avance del secularismo, del relativismo, de la disminución de la práctica religiosa, de las vocaciones” y un largo etcétera.

En un artículo con el título “Nueva evangelización y catequesis”, publicado en la página web Tiempo de Evangelizar, el prelado sostuvo que “la causa última de todo esto es la crisis de fe y la confusión doctrinal que estamos viviendo en la Iglesia”.

Monseñor Zecca citó al prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cardenal Francisco Ladaria Ferrer SJ, quien el año pasado le planteó refiriéndose a Europa: “Hay que evangelizar de nuevo porque, en términos generales, la fe ha desaparecido y, para hacerlo, no hay necesidad de grandes planificaciones pastorales, sino simplemente tomar el Catecismo de la Iglesia Católica de San Juan Pablo II y exponerlo no dando nada por supuesto, pero –adviértase– respetando su lógica interna, porque ella asegura la conexión entre los misterios que los padres conciliares del Vaticano II pidieron”. 

“Podríamos decir lo mismo de América y, en general del mundo occidental. Hay una viva religiosidad popular, sobre todo en América Latina, pero que vive de rentas y está necesitada de purificación, de impregnarse de Evangelio y catequesis”, completó monseñor Zecca.

“Quiera Dios que apreciemos este verdadero tesoro y lo utilicemos sabiamente en la evangelización, sobre todo en un mundo, como el occidental, ya prácticamente paganizado, en el que es indispensable que cada cristiano sea consciente de la identidad de su fe, de lo que cree, para no quedar expuesto a todo viento de doctrina”.+

» Texto completo del artículo