Lunes 24 de junio de 2024

El obispado castrense inició el triduo preparatorio para su Jubileo 2027

  • 29 de abril, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
El obispo castrense, Mons. Olivera, compartió un mensaje a la comunidad del ordinariato, en el que también se anunció el inicio de la novena de este año a la Virgen de Luján.
Doná a AICA.org

El obispo castrense de la Argentina, monseñor Santiago Olivera, compartió un mensaje con motivo del inicio de la novena a Nuestra Señora de Luján, santa patrona de la Argentina, del Obispado castrense y de la Gendarmería Nacional.

“Vamos a dar inicio, como cada año, desde el 29 de abril hasta el 7 de mayo, a la novena en honor de nuestra Madre, la Virgen de Luján”, explica el prelado en su mensaje, y recuerda que el tiempo de la novena “es un tiempo especial, que redunda en gracias especiales para la comunidad que la celebra”.

“Pedimos a todos que, con celo evangélico, al estilo del santo Cura Brochero, podamos invitar e incentivar para que, cada día, se manifieste la unidad de nuestra diócesis que, si bien es personal, se encuentra presente, como sabemos, a la largo y ancho del país y, también, más allá de sus fronteras”, expuso.

El obispo castrense planteó que la novena “es también una especial manifestación de esa unidad diocesana, ya que -cada día- guiarán y animarán la novena capellanes de las seis Fuerzas que conforman nuestra diócesis”. En años anteriores, en cambio, cada día de la novena estaba encargado a una de las Regiones Pastorales en las que está distribuido el Obispado.

“Este año, la Providencia ha querido que la novena nos encuentre reunidos en el Encuentro Nacional del Clero Castrense que celebramos cada año, razón por la cual podremos guiar la novena desde el lugar del encuentro. Los cuatro días restantes, lo haremos desde nuestro Seminario Castrense, la misión de Paz de Chipre, la Antártida y la Iglesia Catedral”, explicó.

Año Jubilar
La novena se enmarca, además, en la celebración de un triduo preparatorio para el año jubilar convocado por monseñor Olivera para 2027, en conmemoración del aniversario del obispado castrense, cuyo lema será: “70 años sirviendo a los servidores de la Patria”.

Además de hacer memoria de los dones de Dios para la iglesia castrense, el obispado realizará celebraciones y actos acordes en los años inmediatamente precedentes a la apertura de la Puerta Santa de la catedral Stella Maris.

Por lo tanto, el año 2024 está dedicado a la fe; el 2025, a la Esperanza; y el año 2026, a la Caridad.

“Con renovada gratitud, nos disponemos, en este primer año de preparación a nuestro Jubileo Diocesano, a celebrar nuestra fe (virtud teologal que iluminará todo este año), que se fortalece y alimenta al venerar, en comunión y juntos, a la Madre de Jesús, Madre nuestra y Patrona de nuestro Obispado: la muy querida Virgencita de Luján”, señala monseñor Olivera.

El obispo concluye pidiendo que “ella nos anime a crecer en la oración y poder responder a la invitación del Papa Francisco, en este año dedicado, precisamente, a la oración como preparación al Año Jubilar 2025”.

“Mi paternal bendición en el Señor Jesús y en su Madre, Madre nuestra y de nuestra Patria, la Virgen de Luján”, expresa finalmente.+