Martes 28 de mayo de 2024

Se iniciaron con renovado fervor las fiestas en honor de la Virgen del Valle

  • 6 de abril, 2024
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
Fue con la solemne bajada de la imagen mariana desde el camarín hasta el presbiterio de la catedral. La presidió el obispo Luis Urbanc, quien le pidió a María bendiciones para cada rincón de la Patria
Doná a AICA.org

La “bajada” de la imagen de la Virgen del Valle, desde el camarín hasta el presbiterio de la catedral basílica y santuario mariano, dio inicio, este sábado 6 de abril, a las fiestas en honor de la Pura y Limpia Concepción del Valle, en el marco del 133º aniversario de su coronación pontificia.

Con el lema “Junto a María permanezcamos en la oración”, la ceremonia tradicional fue presidida por el obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, quien trasladó en sus brazos la imagen acompañado por su par de La Rioja, monseñor Dante Braida, y sacerdotes del clero local.

Participaron la Vicepresidente de la Nación, Dra. Victoria Villarruel, a quien monseñor Urbanc le obsequió un rosario; la diputada nacional Dra. Silvana Ginocchio; el gobernador de la provincia, Lic. Raúl Jalil, junto con su esposa; y el Intendente de San Fernando del Valle de Catamarca, Dr. Gustavo Saadi.

Luego de su paso hacia el presbiterio, la imagen fue saludada con fervor y colocada en la urna festiva, desde donde comenzó a presidir las distintas celebraciones del septenario, cuyo tema de reflexión este año es “Señor, enséñanos a rezar”, y que concluirá el domingo 14 con la Solemne Procesión, a partir de las 18, desde la Plaza del Maestro hacia la catedral.

Una gran cantidad de fieles, que desbordó el templo catedralicio, expresó su amor incondicional a la Madre Morena con vivas, cantos y agitando pañuelos. Muchos de ellos se apostaron en el Paseo de la Fe, desde donde siguieron el acontecimiento de devoción en torno a la Patrona de Catamarca, del Noroeste Argentino y del Turismo a nivel nacional, entre otros títulos que ostenta.

También se sumaron a la fiesta cientos de fieles, a través de la transmisión en vivo por las redes sociales de la catedral y del obispado.

Después de que la imagen fuera colocada en el trono ubicado en el presbiterio, los devotos participaron con gran devoción del rezo de los misterios gozosos del Rosario y de la adoración al Santísimo Sacramento, rogando por las intenciones que pusieron a los pies de la Reina del Valle.

En su mensaje, el obispo le pidió a la Virgen: “Ayúdanos a vivir siempre en la ‘única alegría’ que no caduca, que brota de tu Hijo, Jesucristo Resucitado; la que nos hace de verdad libres y capacita para amar como Él nos amó; la que sostiene la esperanza que no defrauda, para trabajar por los cambios personales y estructurales que tanto necesita nuestra sociedad argentina”.

A su vez, animó a que, siguiendo el ejemplo de la imagen mariana, “nos bajemos de nuestra comodidad, desinterés, insensibilidad, pereza y autosuficiencia, para asumir una verdadera actitud de generosos servidores, procurando el bien común, que es el de todos, privilegiando a los más débiles y necesitados”.

“En este nuevo aniversario, querida Madre Morena, anhelamos recibir una abundante lluvia de bendiciones para cada rincón de nuestra Patria, a fin de que cada persona que mora en este suelo bendito tenga lo necesario para vivir dignamente”, concluyó.

Durante esta primera jornada del septenario, y luego de la solemne bajada de la imagen, se celebró, a las 20, una misa en la que rindieron su homenaje a la Madre del Valle los medios de comunicación social, estatales, privados y eclesiales, y la Pastoral Diocesana de Comunicación Social.+