Sábado 18 de mayo de 2024

Jóvenes de la Acción Católica porteña misionan en Nueve de Julio

  • 25 de enero, 2024
  • Nueve de Julio (Buenos Aires) (AICA)
El objetivo de la misión es "recorrer la zona intentando transmitir la alegría del Evangelio", señalaron. El grupo se aloja en la casa donde nació el beato Eduardo Pironio.
Doná a AICA.org

Jóvenes de la Acción Católica de la parroquia Nuestra Señora del Buen Consejo, del barrio porteño de Vélez Sarsfield, se encuentran misionando en la diócesis de Nueve de Julio, la tierra natal del beato Eduardo Pironio.

Allí fueron recibidos por el presbítero Daniel Camagna y participaron de la misa que celebró el presbítero Adolfo Patti, párroco de la catedral.

Los jóvenes están acompañados también por el párroco de Nuestra Señora del Buen Consejo, presbítero Alejandro Seijo, y por Gaspar Cuarto, seminarista surgido de ese grupo.

Sobre la misión que llevan adelante, Emanuel, representante de la ACA de Buenos Aires, dialogó con Cadena Nueve y manifestó: “Nosotros pedimos el permiso y nos indicaron venir a la diócesis de Nueve de Julio. Nos van a poder encontrar misionando en el barrio que pertenece a la Capilla Sagrado Corazón. Estamos muy contentos y agradecidos”, agregó.

Por su parte, Rocío, también de la ACA porteña, resaltó: “La idea es estar diez días recorriendo la zona, intentando transmitir la alegría del Evangelio”.

Además, como dato novedoso, explicó que se encuentran alojados en la casa en la que nació el beato Pironio: “Poder quedarnos en su casa es una bendición y una alegría. Nos permite profundizar en nuestra misión. Nuestro desafío es transmitir a los demás esto”.

Con respecto a la acción de misionar, los jóvenes hicieron hincapié sobre lo que representa para ellos “vivir en Cristo y ser parte de la Iglesia”. “Somos jóvenes que viven de manera activa”, agregaron.

Uno de los jóvenes explicó cómo primero conoció accidentalmente y luego se interesó por la vida de Eduardo Pironio: “Me quedó de mi abuela, que vivía en Mar del Plata, después que falleciera, un librito de catequesis, y allí había una oración de Pironio. En ese momento no entendía, pensé que era un mensaje de un santo. Luego, en la parroquia a la que asisto se hablaba de Pironio, un contemporáneo, casi, y ahora que estamos en la casa de él, vemos toda su historia, la de los padres y demás”, expresó.+