Martes 28 de mayo de 2024

Jubileo 2025: presentan iniciativas culturales que acompañarán el Año Santo

  • 4 de abril, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Dicasterio para la Evangelización presentó "Armonías de fe: un camino cultural dentro del Jubileo de la Esperanza".
Doná a AICA.org

El proprefecto del Dicasterio para la Evangelización, monseñor Rino Fisichella, presentó esta mañana el programa elaborado por ese Dicasterio respecto de una serie de iniciativas culturales que acompañarán a los fieles, mientras se preparan para acoger y celebrar el Año Jubilar 2025.

Fisichella recordó la carta del Papa Francisco, de febrero 2022, en la que encomienda al Dicasterio para la Evangelización la preparación y celebración del próximo Jubileo de 2025, y en la que el pontífice señalaba que "el Jubileo fue siempre un acontecimiento de gran importancia espiritual, eclesial, y significado social en la vida de la Iglesia", un don especial de gracia y un faro de esperanza que atraerá a personas de todos los rincones del mundo a su abrazo”.

Así, continuó el arzobispo -en la conferencia de prensa celebrada hoy en la Sala de Prensa de la Santa Sede- el Dicasterio estuvo trabajando intensamente para garantizar que la preparación y la celebración de este tiempo especial marquen el comienzo de una nueva era de renovación espiritual y de esperanza.

Observando que el anuncio oficial de la apertura del Jubileo está previsto para el 9 de mayo, fiesta de la Ascensión, con la publicación de la Bula de Invocación, Fisichella afirmó que el tema del Jubileo, "Peregrinos de la esperanza", resuena universalmente.

“La experiencia de la esperanza está arraigada en el corazón de cada persona como expectativa de bien y deseo de realización”, afirmó. Como observa el Papa Francisco, impregna muchos ámbitos de estudio, desde la literatura hasta las ciencias y las artes. Por eso, continuó, en la programación del Jubileo se estuvo trabajando incansablemente, no sólo en los preparativos logísticos, sino también para alimentar su profundo significado espiritual.

Dijo asimismo que la invitación del Papa a hacer de ese “momento de gracia un momento significativo para la pastoral de las Iglesias particulares”, generó la necesidad de “extender la experiencia también a la dimensión cultural, que por su naturaleza se extiende a todos y se convierte en un verdadero vehículo para compartir valores que preceden a la fe”.

Comisión Cultural
Por eso, dijo, desde los primeros días de planificación se creó una Comisión Cultural para buscar las formas más adecuadas de dar profundidad a la experiencia jubilar, que invita a la comunidad cristiana a experimentar la plenitud pastoral de la Iglesia, pero también trasciende hacia la oración y abarca la totalidad de la existencia humana.

El proprefecto prosiguió enumerando un largo programa de iniciativas, que tienen como objetivo ofrecer una experiencia de fe pero también fomentar el diálogo y los valores compartidos.

Entre ellos, se encuentra el proyecto "In Cammino", una peregrinación a las abadías históricas de Europa, que simboliza un viaje de fe, razón y protección del medio ambiente.

Pero el alcance cultural del Jubileo también se extiende con una larga lista de exposiciones de arte, conciertos y proyecciones de películas.

Música, películas, arte
La oferta de conciertos incluye una serie de actos, bajo el lema "Armonías de esperanza", y de exposiciones sobre el tema "Cielos abiertos", que tienen como objetivo brindar belleza e inspiración.

Para ilustrar el programa de películas elegidas para acompañar a los peregrinos y fieles en su camino jubilar, estuvo monseñor Dario Edoardo Viganò , experto en cine, medios y televisión, y vicecanciller de las Academias Pontificias de las Ciencias y de las Ciencias Sociales.

Monseñor Viganò ilustró la cuidadosa elección cinematográfica, que abarca desde “La puerta al cielo” de Vittorio De Sica (1945), recientemente remasterizada, hasta “Perfect Days” de Wim Wenders (2023): una variada selección de películas que pretende resaltar el anhelo de cada hombre y mujer “de convertirse al único Dios y revelarle lo que se esconde en lo más profundo de su corazón”.

En la rueda de prensa, también estuvo presente don Alessio Geretti , experto en arte y curador de exposiciones, quien reveló que algunas de las obras de Salvador Dalí y Marc Chagall, ambos artistas fuertemente influenciados por sus propias experiencias de fe y cuyas obras están imbuidas de referencias religiosas y simbolismos diversos, se exhibirán en la Ciudad Eterna, junto con otras exhibiciones, incluida una dedicada a los íconos rusos.

El arzobispo Fisichella concluyó que el Jubileo de 2025 es un testimonio del poder duradero de la esperanza. Citando al Papa Francisco, deseó que este año de gracia “contribuya, en gran medida, a restaurar un clima de esperanza y confianza, como preludio a la renovación y al renacimiento que tanto deseamos”.+