Lunes 15 de abril de 2024

La comunidad nicoleña recordó al obispo Carlos Ponce de León

  • 14 de julio, 2023
  • San Nicolás (Buenos Aires) (AICA)
El actual diocesano, Hugo Santiago, presidió una misa en la catedral, en la que destacó las actitudes de "buen pastor" y "pastor comprometido" del prelado fallecido. Hubo un responso junto a la tumba.
Doná a AICA.org

La comunidad diocesana de San Nicolás de los Arroyos conmemoró, el 11 de julio, el 46° aniversario de la muerte del obispo Carlos Horacio Ponce de León. Fue durante una misa en la catedral local, presidida por el diocesano actual, monseñor Hugo Norberto Santiago, y concelebrada por los sacerdotes Sergio Chamorro, Javier Fortunato (vicario general), Enrique Bianchi y Marcelo Sbafo.

Al finalizar la Eucaristía, de la que participó la sobrina del obispo fallecido, se rezó un responso frente a la tumba donde descansan los restos de monseñor Ponce de León. 

En la homilía, monseñor Santiago destacó las actitudes de “buen pastor” del prelado fallecido y, apeló a testimonios, para subrayar su “compromiso”.

“Su figura marcó la diócesis: en su tiempo y en su carácter. Vio las necesidades y se largó con esmero y coraje de padre, para que todos descubrieran la bondad de Dios en esta diócesis…Creo que marcó y se marcó”, dijo, citando el testimonio del presbítero Arturo Tenrenzi, fallecido no hace mucho tiempo.

Monseñor Santiago también destacó la valentía de su antecesor en la diócesis, al señalar: “Su presencia de pastor se imponía, redimiendo las experiencias humanas límite, alcanzando consuelo allí donde ningún otro podía consolar, quebrando desconfianzas con su sencillez”.

Rafael Restaíno, un historiador de Pergamino, cuenta cómo, luego de ser detenido en esta ciudad, las fuerzas militares lo trasladaron a San Nicolás, y si bien Restaíno testimonió que fue uno de los pocos a los que no les interesó entrevistarse con él, pues desconfiaba de todo lo que olía a clerical, luego lo aceptó, y dijo: ‘La atención para escuchar el testimonio, su rostro o mejor dicho su mirada, que me permitió confiar, pero sobre todo la paz que sentí después de hablar con él. Desde aquel momento, nunca más tuve dudas de decir que era creyente’”, subrayó citando otro testimonio.

“Que Jesús nos dé su compromiso pastoral y su valentía en la búsqueda de la verdad y la justicia”, concluyó.+