Domingo 3 de marzo de 2024

El obispo de Posadas ordenó tres nuevos sacerdotes

  • 4 de diciembre, 2023
  • Posadas (Misiones) (AICA)
Los diáconos Bruno Arce, César Báez y Leonardo Cuenca recibieron el orden presbíteral por imposición de manos de monseñor Juan Martínez, quien los invitó a "mirar y discernir siempre como Jesús".
Doná a AICA.org

El obispo de Posadas, monseñor Juan Martínez, ordenó sacerdote a los diáconos Bruno ArceCésar Báez Leonardo Cuenca, en el marco de una celebración eucarística el viernes 1° de diciembre en la catedral San José concelebrada por miembros del clero diocesano.

Participaron también de la ceremonia, diáconos, religiosas, seminaristas, las familias de los neopresbíteros y un grupo numeroso de fieles.

En la homilía, monseñor Martínez dio un agradecimiento "muy grande de parte de toda la Iglesia diocesana al sí de ustedes, porque sabemos que Dios obra, pero siempre requiere de nuestro sí y por ello es que nos pregunta, como lo hizo con Pedro (retomando la lectura del Evangelio proclamado), ´¿me quieres?… Tú sabes que sí´…”. 

Mons. Martínez destacó también que fue una noche “muy especial” y que el “corazón de cada uno de los presentes y de la Iglesia toda estaba lleno de gozo por contar con tres nuevos pastores”.

El obispo pidió a los nuevos presbíteros que “tengan siempre presente que deben identificarse con Jesús, porque Cristo es el sacerdote en realidad y en nuestra vida se replica su sacerdocio. La identificación con Cristo es para todos los bautizados, pero especialmente para los sacerdotes, para que podamos obrar de acuerdo a él”. 

Para poder lograr esa identificación real con Jesús, monseñor Martínez insistió en la importancia de “tener momentos de oración para estar con él, para poder amasar con él nuestras necesidades”.

“Necesitamos estos momentos de oración, porque en ese amasarnos también nos evaluamos si estamos obrando de acuerdo a él, porque no tenemos que buscar nuestro propio interés y con él podemos cotejar nuestra misión”, agregó.

Monseñor Martínez subrayó aquel consejo destacado por el evangelista Lucas, que es la “mirada de Jesús, por ejemplo, la forma en la que el Señor miró la ofrenda de la viuda humilde”.

“Tenemos que mirar como él miró y discernir como Jesús discierne. La mirada de Jesús es una mirada que necesitamos, porque si no la tenemos comenzamos a mirar como el mundo y desde el mundo. Sólo teniendo la mirada y el discernimiento de Jesús evangelizamos el mundo”, concluyó.+