Lunes 26 de octubre de 2020

La hermana Gloria Cecilia Narváez está viva pero preocupa su salud

  • 15 de octubre, 2020
  • París (Francia) (AICA)
La misionera colombiana secuestrada en Mali el 7 de febrero de 2017 está viva, reveló Sophie Petronin la rehen francesa liberada el 8 de octubre

La rehén francesa, Sophie Petronin, liberada la semana pasada junto con otros rehenes occidentales, incluido el padre Pierluigi Maccalli, reveló que la hermana Gloria Cecilia Narváez, la misionera colombiana secuestrada en Malí el 7 de febrero de 2017, está viva, pero necesita atención médica.

Petronin, que acaba de regresar a Francia, hizo este llamamiento al presidente francés, Emmanuel Macron, para que intervenga para facilitar la liberación de la hermana Cecilia. “Su espíritu está cediendo –expresó al presidente Macron -, tenemos que hacer todo lo posible para sacarla de allí”.

La exrehén francesa también manifestó que pasó la mayor parte de su cautiverio con la religiosa colombiana. Las dos mujeres estuvieron juntas todo el tiempo hasta el 5 de octubre, cuando Petronin fue transferida para su posterior liberación el día 8.

La trabajadora humanitaria francesa explica que junto con la hermana Gloria Cecilia pasaron por unos 30 campamentos diferentes y compartieron todo, mantas, comida, agua. Petronin asegura que nunca se ejerció sobre ellas ningún tipo de violencia, salvo una vez, cuando Gloria Cecilia Narváez se perdió en un paseo y luego estuvo atada durante tres días.

El cardenal Jean Zerbo, arzobispo de Bamako, pidió la liberación de todos los rehenes que aún se encuentran en manos de los grupos yihadistas: “Cada vez que rezamos, le pedimos al Señor la liberación de la hermana Gloria y todos los demás rehenes. Esta es una gran humillación para Mali. Vinieron a hacer el bien y fueron secuestrados por bandidos, como si fueran esclavos. Es algo muy triste para nuestro país”.

La hermana Gloria Cecilia Narváez, de la Congregación de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada, fue secuestrada en Karangasso, en el sur de Malí, el 7 de febrero de 2017 por yihadistas vinculados a Al Qaida en el Sahel.

Mientras tanto, la violencia va en aumento. 25 personas, incluidos 13 soldados, han muerto en varios ataques en el centro de Malí. El episodio más grave se remonta al 6 de octubre, cuando un grupo yihadista atacó una base del ejército en Sokoura cerca de la frontera con Burkina Faso y tendió una emboscada a las tropas enviadas como refuerzos. +