Martes 25 de junio de 2024

Las Madres de Jesús Verbo y Víctima cumplen 40 años de misión y servicio en Salta

  • 22 de mayo, 2024
  • Salta (AICA)
El arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, presidió la misa de acción de gracias en la parroquia San Antonio en San Antonio de los Cobres.
Doná a AICA.org

“Donde termina una carretera asfaltada, allí comienza la labor de una Misionera de Jesús Verbo y Víctima”. Es digno destacar la loable labor que vienen desarrollando las Misioneras de Jesús Verbo y Víctima en la Puna Salta-Jujeña.

Recientemente cumplieron cuarenta años de tarea pastoral y de servicio a Dios y al prójimo en la arquidiócesis de Salta, fieles a su lema: Caridad Docente y Penitente. El 20 de mayo, el arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, presidió la misa de acción de gracias en la parroquia San Antonio en San Antonio de los Cobres.

La Congregación lleva a cabo la tarea pastoral en los lugares donde se carece de la presencia de los sacerdotes inculcando los valores éticos, morales y religiosos. Las Madres trabajan incansablemente en la formación de catequistas, misión a todos los parajes y pueblos de la puna, administración del sacramento del Bautismo, Matrimonio, celebración de la Palabra, asistencia a los enfermos, ancianos y moribundos, formación de distintos grupos parroquiales, entre otras actividades. Sobresale el trabajo por los más necesitados, sin dejar de lado a nadie, tanto niños, jóvenes, adultos y mayores.

Como misioneras, trabajan en lugares alejados, abandonados y pobres, para cumplir con el mandato misionero del Señor.

Desde el Seminario Mayor San Buenaventura de Salta se unen, con inmensa alegría y gratitud, para celebrar y dar gracias a Dios por los 40 años de incansable labor misionera de la Congregación.

“Su dedicación y compromiso han sido una verdadera bendición para nuestra arquidiócesis, y hoy queremos reconocer y honrar su trabajo y sacrificio”, expresaron al respecto.

Durante estas cuatro décadas, destacan que “su presencia ha sido un faro de esperanza y amor, llevando el mensaje del Evangelio a todos los rincones de San Antonio de los Cobres y tocando las vidas de innumerables personas”.

"Sus acciones -indican- reflejan el profundo compromiso con la misión de Jesús, siendo auténticas testigos de su amor y compasión en el mundo".

Por eso, se unen en oración y acción de gracias por cada una de ellas, por su valentía, fe y dedicación. “Que Dios continúe bendiciéndolas y guiándolas en su misión, fortaleciendo su espíritu y renovando su vocación cada día. Su labor ha sido, y sigue siendo, una fuente de inspiración para todos nosotros”, concluye el texto.+