Domingo 20 de septiembre de 2020

Los obispos de Europa y África quieren profundizar su cooperación

  • 12 de junio, 2020
  • Roma (Italia) (AICA)
Los presidentes de la Comisión Episcopal de la Comunidad Europea (Comece) y el Simposio de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar (Secam) desean profundizar su cooperación

Los presidentes de la Comisión Episcopal de la Comunidad Europea (Comece) y el Simposio de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar (Secam) desean cambiar la orientación y profundizar la cooperación entre los dos continentes. 

“Estamos profundamente convencidos de que África y Europa juntas pueden contribuir a la reactivación de la cooperación multilateral”, escribieron los cardenales Jean-Claude Hollerich de Luxemburgo y Philippe Nakellentuba Ouedraogo, metropolitano de la arquidiócesis de Uagadugú en Burkina Faso en un documento conjunto.

La declaración es una contribución de los obispos africanos y europeos a la próxima cumbre entre la Unión Africana y la Unión Europea que se celebrará en Bruselas en octubre.

El documento, titulado “La justicia florecerá y la paz abundará”, propone establecer una asociación justa y responsable centrada en los ciudadanos.

Los obispos recomiendan el establecimiento de políticas que permitan una cooperación más justa entre Europa y África. En el sector de la inversión, proponen “promover la inversión sostenible como un instrumento para eliminar los obstáculos persistentes al acceso justo a los servicios sociales básicos además del desarrollo humano reflejando las necesidades locales, creando empleos decentes y proporcionando acceso imparcial a los empresarios en ambos continentes”.

En el campo de la educación, proponen “apoyar la creación de escuelas e instituciones sanitarias en las zonas rurales, equipadas con estructuras y personal modernos y funcionales”. También es necesario “promover la aplicación de nuevas tecnologías para superar la brecha entre las zonas rurales y urbanas”.

En el sector de desarrollo de recursos naturales, se propone promover la conservación de la biodiversidad, mejorar la gestión de los océanos e invertir en tecnologías verdes innovadoras, al mismo tiempo que se apoyan los esfuerzos para mejorar la resiliencia y la adaptación al clima”.

La paz en el continente africano también es un tema crucial, por lo que los obispos llaman la atención sobre la necesidad de un “enfoque integral, dando prioridad a la promoción de la seguridad de las personas y propiedades, familias y comunidades, intensificando los esfuerzos de prevención y construcción de la paz, en particular a través de acciones a implementar en las primeras etapas de un conflicto para poder detenerlo a tiempo”. +