Jueves 1 de octubre de 2020

Los obispos de Venezuela convocan a un "Año del Laicado"

  • 23 de julio, 2020
  • Caracas (Venezuela) (AICA)
El Consejo Nacional de Laicos de Venezuela (CNL) declaró de octubre 2020 a octubre 2021 como "Año del Laicado Venezolano" a través de un comunicado difundido por la Conferencia Episcopal Venezolana.

Con el fin de “profundizar en la misión que le es propia: la transformación ética, política, económica, social, cultural, educativa y ambiental de Venezuela, según los valores humano-cristianos del Evangelio”, el Consejo Nacional de Laicos de Venezuela (CNL) declaró de octubre 2020 a octubre 2021 como “Año del Laicado Venezolano”.

Asimismo, el CNL afirma que “este Año del Laicado Venezolano estará dedicado a recorrer el camino de la mano de nuestro próximo Beato, para así impulsar el liderazgo cristiano en la empresa del bien común”.

Beatificación de José Gregorio Hernández
Por otra parte, el Consejo manifiesta “su júbilo por el anuncio de la próxima beatificación del venerable siervo de Dios José Gregorio Hernández Cisneros”, según estipula el Decreto del papa Francisco, concedido el pasado 19 de junio de 2020.

Este hecho, continúa el comunicado de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), “ha colmado de profunda alegría a todos los venezolanos a lo largo y ancho de la geografía nacional, y a los coterráneos que, por diversos motivos, se encuentran fuera del país”.

José Gregorio Hernández Cisneros (1864-1919), laico de Venezuela, es conocido como el “doctor de los pobres” porque a menudo compraba medicinas para sus pacientes y en lugar de pedirles dinero por la consulta, se las regalaba.

En este sentido, el CNL expone que “realizará las gestiones eclesiales necesarias para que el nuevo beato José Gregorio Hernández Cisneros sea declarado patrono del Laico Venezolano, confirmando y renovando la solicitud planteada en nuestra Asamblea Anual, celebrada en el mes de noviembre de 2019”.

Del mismo modo, el documento expresa que “en medio de esta gran noticia, que llegó como un soplo de esperanza, llena de agradecimiento y regocijo a los pobladores de esta noble tierra, estamos unidos a la Iglesia Universal y a la Iglesia Venezolana de modo particular, en la mejor expresión de fervor por la comunión de los Santos”. +