Domingo 9 de agosto de 2020

Los obispos venezolanos advirtieron sobre un proceso electoral ilegítimo

  • 12 de julio, 2020
  • Caracas (Venezuela) (AICA)
La CEV advirtió sobre irregularidades en el proceso electoral convocado por el presidente Nicolás Maduro y exhortó a que la prioridad de este tiempo sea la lucha contra la pandemia del coronavirus.

El Episcopado venezolano cerró su CXIV Asamblea Ordinaria Plenaria con una exhortación pastoral, en la que advierten las irregularidades en el proceso electoral convocado por el presidente Nicolás Maduro.

El texto “Tú Dios está contigo, no te dejará ni te abandonará” fue leído en una rueda de prensa realizada a través de la plataforma virtual Zoom, por monseñor José Trinidad Fernández, obispo auxiliar de Caracas y secretario general de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

El prelado puntualizó que dirigen esta reflexión ante “las graves circunstancias que vivimos”, pero con un mensaje de esperanza: “Tenemos la plena seguridad, propia de la fe, que el Señor está con nosotros y, que su Palabra ilumina nuestros pasos”.

Los obispos venezolanos expresaron su júbilo por la beatificación de José Gregorio Hernández, a la que interpretaron “como un nuevo gesto de amor y misericordia de Dios nuestro Padre” en medio de “estos días difíciles”.

Asimismo, alertaron que “la pandemia del Covid-19 se ha ido extendiendo de manera exponencial en los distintos estados, hasta alcanzar, en el momento actual, varios miles de contagios y decenas de personas fallecidas”, lo cual agrava el hambre y el desempleo por causa de la paralización de las actividades en el país poniendo “de manifiesto la crisis ya presente, agravada notablemente por la debilidad del sistema de salud”.

Evaluaron el proceso electoral, que convocó el presidente Nicolás Maduro para el 6 de diciembre, como lleno de irregularidades, en el que solo evidencia su afán de “mantenerse en el poder” y no su voluntad de propiciar “el bienestar del pueblo”.

Entre las irregularidades que observan, hacieron hincapié en la convocatoria de unas elecciones parlamentarias “valiéndose de un Tribunal Supremo de Justicia sumiso al Ejecutivo”, además de “un Consejo Nacional Electoral ilegítimo y la confiscación de algunos partidos políticos” y de “las amenazas y persecuciones a los dirigentes políticos e intentando comprar conciencias”.

“Todo esto además de dibujar una ilegitimidad, provocará la abstención y la falta de confianza ante estas inciertas elecciones parlamentarias”, sostuvieron.

“Los venezolanos queremos vivir en democracia. Para ello es necesario celebrar elecciones de modo imparcial para todos los partidos políticos y de respeto del voto ciudadano”, agregaron.

La CEV también calificó de inconstitucional la postura del ministro de defensa, Vladimir Padrino López, quien se manifestó en contra de un cambio de gobierno de manera democrática en el país, por lo que “el pueblo sufre” mientras “se van endureciendo lineamientos dictatoriales”.

“Denunciamos como inmoral cualquier maniobra que obstaculice la solución social y política de los verdaderos problemas, así como el cinismo de algunos factores políticos que se prestan a este juego desvergonzado, con el cual el régimen se consolida como un gobierno totalitario, justificando que no puede entregar el poder a alguien que piense distinto”, sostuvo.

De igual modo advirtió que “la oposición es perseguida como nunca antes”, por eso “exigimos una vez más auténticas elecciones libres y democráticas para constituir un nuevo gobierno de cambio e inclusión nacional que nos permita construir el país que todos queremos”.

Los obispos venezolanos llamaron a todos los sectores políticos y sociales del país han exigido que lleguen a un acuerdo nacional: “Hay que concertar para que la ayuda ofrecida por organismos internacionales llegue con el consentimiento y aval de las partes: gobierno, oposición, sociedad civil”, enfatizaron.

“Hay ofertas concretas para dotar a un número significativo de hospitales de equipos e insumos necesarios para atender a quien lo necesite. Con esto no se favorece al gobierno ni la oposición claudica”, exhortaron.

Los prelado demandaron que la lucha contra el Covid-19 es del país, porque “la calidad de vida, la supervivencia de la gente está por encima de cualquier otra connotación. Esto es prioritario porque nuestra gente se está muriendo y se está desesperanzando cada día más”.+