Miércoles 5 de agosto de 2020

Misa del Corpus Christi en una catedral revestida con más de 5.000 fotos de víctimas del coronavirus

  • 15 de junio, 2020
  • Lima (Perú) (AICA)
El arzobispo de Lima, celebró la misa del Corpus Christi, en la iglesia catedral, ante más de 5.000 fotos de personas fallecidas por el Covid-19, en homenaje a las víctimas de la pandemia.

Más de 5.000 fotos de personas fallecidas por el Covid-19 revistieron este domingo los bancos y las paredes de la catedral de Lima para la misa del Corpus Christi en homenaje a las víctimas de la temible pandemia, celebrada por el arzobispo monseñor Carlos Castillo.

Con la catedral a puerta cerrada, las imágenes de las víctimas mortales de la pandemia fueron los únicos asistentes de esta homilía que fue transmitida por televisión nacional y por redes sociales.

Las fotografías enviadas en los días previos por los familiares de los occisos no solo coparon todos los bancos del principal centro católico del Perú, sino que además cubrieron las grandes columnas y muros del templo.

Así estuvieron presentes en este tributo religioso buena parte de los 6.688 muertos por coronavirus que estaban registrados hasta el domingo en las estadísticas oficiales de Perú, el segundo país de Latinoamérica y el octavo del mundo con más casos confirmados de coronavirus, al acumular más de 225.000 contagiados.

“Así amaneció la Basílica Catedral de Lima, revestida con las más de 5.000 intenciones que hemos recibido. En la solemnidad del Corpus Christi nos unimos en una sola voz para orar por nuestros muertos, honrar su memoria y agradecer las huellas que dejaron en nuestras vidas”, se lee en la cuenta de Twitter del arzobispado de Lima.

Durante la misa, que tuvo como lema “Con tu cuerpo, oh Cristo, toca y resucita a nuestros muertos por la pandemia”, el arzobispo se declaró “grata y profundamente sorprendido por la respuesta de nuestro pueblo” para realizar esta despedida colectiva.

“Nos unimos todos como para clamar por mayor fraternidad y solidaridad en el mundo y para que las familias que nos han pedido que oremos por sus difuntos recuperen la serenidad”, dijo Castillo.

En un momento de la misa y acompañado por un canto, monseñor Castillo pasó por todas los bancos del templo inciensando las fotografías de los fieles. +