Sábado 24 de febrero de 2024

Mons. Barba animó a no perder la esperanza desde la verdad, la justicia y la paz

  • 2 de diciembre, 2023
  • Villa Mercedes (San Luis) (AICA)
El obispo de San Luis presidió el tedeum por los 167 años de la fundación de Villa Mercedes, durante el cual le pidió a la Virgen que ayude al pueblo "a seguir construyendo una patria de hermanos"
Doná a AICA.org

El obispo de San Luis, monseñor Gabriel Barba, presidió el tedeum por los 167 años de la fundación de la ciudad de Villa Mercedes en la parroquia de Nuestra Señora de la Merced, ante la presencia del intendente Maxi Frontera, funcionarios municipales, vecinos y fieles en general.

En la homilía, el prelado invitó a pedirle a la Virgen de la Merced prosperidad y paz, y ayuda “en un tiempo sin duda difícil”.

“A mí me cuesta decir esta frase, porque parece un cliché que lo repetimos desde hace décadas: ‘Estamos en un tiempo de crisis’, y lo seguimos repitiendo; pero es así, sigue siendo actual, lamentablemente, tristemente actual”, expresó.

Pese a ese contexto, monseñor Barba animó a no perder la esperanza desde la verdad, la justicia y la paz.

“En nueve días, Maxi (Frontera), renovarás tu mandato como intendente y Claudio (Poggi) será el nuevo gobernador; también hoy agradecemos que el pueblo argentino, el pueblo de San Luis, haya podido expresarse y decir qué queremos como gobierno, a quién queremos como gobernante y, también esto, lo ponemos en las manos de Dios”, puntualizó.

“Rezamos por ustedes; para que esta tarea, que no va ser fácil, sea para la prosperidad; sea para la paz; sea para la construcción, para el respeto de la vida; sea para la esperanza. No se puede vivir sin esperanza y no podemos lograr nada si no lo intentamos”, sostuvo.

Monseñor Barba recordó que el Evangelio invita al compromiso, por lo que les pidió a los futuros gobernantes que, “con la fuerza de Dios, sean también las acciones de ustedes; que mirando siempre al más pequeño, mirando al más necesitado, mirando a todos… busquen siempre la prosperidad y la paz". 

“Nuestra madre de la Merced proteja a nuestra bendita ciudad, y nos ayude a seguir construyendo una patria de hermanos donde todos tengan lugar”, concluyó.+