Domingo 9 de agosto de 2020

Mons. Barba arribó a su nuevo destino pastoral, la diócesis de San Luis

  • 7 de julio, 2020
  • San Luis (AICA)
En la tarde del lunes 6 de julio el obispo electo de San Luis, monseñor Gabriel Barba, llegó a la diócesis de San Luis a la que fue designado por el papa Francisco el pasado 9 de junio.

En la tarde del lunes 6 de julio el obispo electo de San Luis, monseñor Gabriel Barba, arribó a la diócesis de San Luis a la que fue designado por el papa Francisco el pasado 9 de junio. La toma de posesión será el sábado 11 de julio a las 11.

Tras culminar su gobierno pastoral en la diócesis de Gregorio de Laferrere, el prelado viajó hasta San Luis en su auto y llegó el lunes alrededor de las 15. Al cruzar la frontera de la provincia, en la localidad de Justo Daract los vecinos lo esperaron para saludarlo; asimismo, en su recorrido por la ruta nacional 7, pasó por los pueblos de Villa Mercedes y Fraga, donde lo aguardaron con pancartas, globos, banderas argentinas y blancas y amarillas. Algunos se sumaron con sus vehículos a la caravana encabezada por la Policía Federal. Allí el obispo expresó: “La verdad es que es muy emocionante ser recibido así. Ya me van a ir conociendo con el tiempo. Lo único que les puedo asegurar es que en lo que yo hago pongo el corazón, y voy a trabajar mucho y a poner lo mejor de mí”.

La comunidad de San Luis lo aguardó en la entrada de la ciudad, acompañándolo hasta la residencia donde pasará sus días hasta la celebración del sábado. Monseñor Barba fue recibido por el obispo emérito, monseñor Pedro Martínez Perea. El nuevo obispo se mostró entusiasmado en la llegada a su nueva diócesis, “con expectativas de conocer y escuchar a los puntanos”, y aclaró que pasará estos días cumpliendo el aislamiento, trabajando de modo virtual, y se realizará un análisis de coronavirus.

Los preparativos para la toma de posesión 
El delegado episcopal para la Pastoral Diocesana de San Luis, presbítero Ignacio Daminato, es el encargado de los preparativos para la toma de posesión.

“Será un momento muy importante para la diócesis”, aseguró el sacerdote. Sobre la actual situación en la provincia en relación al Covid-19, detalló: “Debemos tomar muy en serio el protocolo vigente, de tal manera que solo el 25% de la capacidad de la iglesia catedral podrá ser ocupada. Vamos a hacer invitaciones a personas representativas de instituciones, movimientos y actividades apostólicas de la diócesis”.

El presbítero Daminato detalló que participarán los sacerdotes de la diócesis, congregaciones religiosas, seminaristas y las autoridades locales, todos en grupos reducidos, y tendrán “una invitación formal, ingresando con su documento de identidad”. Asimismo, mencionó que “fuera del templo se pondrán pantallas con la transmisión de la misa en vivo, sillas y baños químicos, para que la gente que desee participar, pueda hacerlo de esta manera”.

La celebración que recibirá al nuevo obispo y despedirá al obispo saliente, monseñor Martínez Perea, será transmitida por las redes sociales y por el Canal 13 de San Luis, con alcance a toda la provincia. 

El delegado episcopal para la Pastoral Diocesana anunció que el arzobispo de San Juan, monseñor Jorge Lozano, el obispo de San Rafael, monseñor Eduardo María Taussig, el obispo de La Rioja, monseñor Dante Braida, y el obispo de Santa Rosa, monseñor Raúl Martín, han confirmado su participación en la celebración, y aclaró que “vendrán días antes cumpliendo el protocolo de distanciamiento social y, al regresar a su provincia, realizarán una cuarentena de 14 días”.

Ante la consulta sobre el obispo saliente, monseñor Martínez Perea, el sacerdote explicó que, terminada la celebración del 11 de julio, “viajará a Mendoza con el propósito de cumplir allí la cuarentena y también estar en el cumpleaños de su madre”.+