Jueves 25 de abril de 2024

Mons. Buenanueva: 'Para hablarnos de lo importante, Jesús habla en parábolas'

  • 10 de octubre, 2023
  • San Francisco (Córdoba) (AICA)
El obispo de San Francisco reflexiona sobre el Evangelio del domingo y advierte del riesgo de quien accede a cualquier posición de poder: apropiarse de lo que se le ha confiado como administrador.
Doná a AICA.org

“Para hablarnos de lo importante, Jesús habla en parábolas”, expresó el obispo de San Francisco, monseñor Sergio Buenanueva, en su reflexión semanal, haciendo referencia a las lecturas del Evangelio de los últimos domingos. “Sus relatos nos abrían al misterio de Dios obrando en el mundo. Y esas parábolas traían esperanza al corazón”, añadió.

Sin embargo, señaló que, “en estos últimos domingos, sus relatos adquieren otro tono: nos siguen hablando de su Padre, pero también de esa realidad terrible que es el rechazo de Dios y su modo de obrar en la vida”.

“La de este domingo es clara: los viñadores quieren apropiarse de una viña que nos les pertenece y, por eso, terminan matando al hijo del propietario. Es una profecía: ese será el destino de Jesús”, detalló a continuación, señalando que la parábola está dirigida a las autoridades religiosas de la época, que captan el mensaje: por eso toman la decisión de eliminar a Jesús.

“Ese será siempre el riesgo de quien accede a cualquier posición de poder, especialmente de tipo espiritual: apropiarse de lo que se le ha confiado como administrador”, advierte el prelado. “Suele ser un pecado de quienes somos pastores del pueblo de Dios”.

En ese sentido, indicó que “cuando la autoridad no se vive como servicio desinteresado, terminamos por usar la propia posición de poder para provecho propio. Es el reino de la arbitrariedad y de la impunidad. Y ese riesgo -como constatamos cada tanto- no es solo de los pastores”.

Por eso, subrayó que “siempre la autoridad debe encontrar límites, tanto externos (leyes, controles, rendición de cuentas); como, sobre todo, interiores (la propia conciencia y el temor de Dios)”.

“Señor Jesús: que no nos dejemos contagiar por la corrupción del poder buscado por sí mismo”, concluyó.+