Lunes 24 de junio de 2024

Mons. Collazuol anima a la escucha de la Palabra para que se haga vida en nosotros

  • 28 de septiembre, 2023
  • Concordia (Entre Ríos) (AICA)
Con ocasión del Domingo Bíblico Nacional, el obispo emérito de Concordia invita a descubrir el valor de las Sagradas Escrituras y en particular de los Evangelios, en nuestra vida.
Doná a AICA.org

El obispo emérito de Concordia, monseñor Luis Collazuol, se refirió en su video semanal al Domingo Bíblico Nacional “como una invitación a ver el valor de las SagradasEescrituras y, en particular, de los Evangelios, en nuestra vida personal y en la vida de las comunidades”.

El prelado invitó a preguntarse: “¿Qué lugar tiene la Sagrada Escritura en nuestra vida?” y a valorar la significación de esa lectura, que podemos hacer de modo personal o en comunidad, “donde vamos dejando que la Palabra de Dios meditada vaya tocando y guardando aquel don de sabiduría en nuestra mente y en nuestro corazón”.

En ese sentido, indicó que “la vida personal, la vida comunitaria, la vida familiar, se va haciendo sólida cuando se cimienta precisamente sobre el conocimiento de la Palabra de Dios”.

En cuanto al modo de hacerlo, expresó: “Yo creo que lo importante, ante todo, es tomar la decisión de dedicar cada día cinco o diez minutos a la lectura orante de la Palabra de Dios. Si todavía no tenemos ese hábito, qué bueno sería incorporarlo”.

“Lo primero que debemos hacer es, pidiendo la gracia de que el Espíritu Santo nos ilumine, es leer ese pasaje una o dos veces con detención, sin prisa, viendo lo que está diciendo”, indicó. “Y ahí voy tratando de comprender qué es lo que está diciendo ese texto, tratar de escuchar los diálogos en mi interior, tratar de ver a los personajes, cómo van reaccionando”, prosiguió.

“Después, la otra pregunta es: ¿Qué me dice a mí? Ahí es donde trato de que esa Palabra de Dios toque mi vida, contemplando a ese Dios que quiere hablarme para que mi vida también sea un pasar haciendo el bien, como lo hizo Jesús”, señaló.

De ahí va a brotar la última pregunta: ¿Qué le digo yo a Dios?, a partir de la cual monseñor Collazuol anima a “ver cuál es el compromiso que puedo tomar a la luz de la Palabra”.

“Quiera Dios en que esta celebración de este Domingo Bíblico Nacional nos veamos animados a seguir en este camino de discípulos, que es el de la escucha de la Palabra para que se haga vida en nosotros”, concluyó.+