Miércoles 20 de enero de 2021

Mons. García Cuerva animó a participar de la peregrinación virtual a Güer Aike

  • 4 de diciembre, 2020
  • Río Gallegos (Santa Cruz) (AICA)
"María, fortalécenos en la esperanza", es el lema que guiará la tradicional peregrinación a Güer Aike que la diócesis de Río Gallegos realiza cada año.

El obispo de Río Gallegos, monseñor Jorge García Cuerva, en entrevistas a distintos medios informó sobre la situación en la diócesis respecto a la pandemia y sobre la próxima peregrinación a Güer Aike, que se realiza cada 8 de diciembre en la solemnidad de la Inmaculada Concepción.

La fiesta lleva por lema: “María, fortalécenos en la esperanza”. En este sentido, el obispo explicó que “la esperanza es un don y hay que pedirla con mucha fuerza. La pedimos para un después de mañana, porque tenemos un futuro incierto y por eso es tan importante. Tenemos que volver a saber esperar como esperan los niños”.

El prelado dijo que este año “la procesión va a ser por dentro: una caminata virtual, una procesión del corazón, donde podremos poner en manos de María todo este año tan difícil, los sufrimientos, los dolores, las preocupaciones”. 

Recordando otros años de peregrinación, dijo: “Cuando uno va caminando hay que llevar una mochila bien liviana, porque el viaje se hace duro. Este año, la mochila del alma está pesada, hay mucha carga emocional, muchas cosas que nos duelen en lo más profundo”, admitió. Por eso, aseguró: “En lugar de caminar nosotros a Güer Aike, viene María a retirar la mochila pesada de tu corazón”.

“Caminemos desde el alma, del corazón, veremos a nuestra madre que viene a visitarnos. María de Güer Aike, fortálecenos hoy en la esperanza para después de mañana”, expresó

Campaña Donación AICA

Monseñor García Cuerva recordó que la imagen de la Virgen ya está recorriendo las distintas comunidades parroquiales, comedores, Cáritas y los barrios y casas de familia. “La gente tiene necesidad de rezar y recuperar la esperanza”, resaltó.

Sobre el tiempo actual, el obispo admitió que “estamos con ganas de que pase la pandemia. Estamos viviendo un agotamiento, un año muy difícil. Y con la expectativa de que en algunas ciudades podamos entrar en una nueva instancia, con una responsabilidad individual”. De este modo, el prelado hizo mención al protocolo para la apertura de las parroquias y celebración de la misa, con el 25% de ocupación del templo, barbijos y distancia social.

Monseñor García Cuerva dijo que desde ahora “para cuidar la vida debemos apelar a la responsabilidad de cada persona y hacer las cosas bien”, porque “hay un desgaste en el controlar y en el sentirse controlado”, por eso animó a la “responsabilidad de los actos y las consecuencias sociales que eso trae”.+