Jueves 22 de febrero de 2024

Mons. García Cuerva: 'Cáritas es el paraguas de la caridad en la arquidiócesis'

  • 18 de septiembre, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
El arzobispo se lo recordó a un grupo de voluntarios en un encuentro en el Seminario, donde planteó las claves para la misión. "Tenemos que convertir en hechos el magisterio de Francisco", destacó.
Doná a AICA.org

Los voluntarios de Cáritas tuvieron su encuentro anual en el Seminario Metropolitano Inmaculada Concepción, del barrio porteño de Villa Devoto, donde asistieron a una meditación del arzobispo de Buenos Aires, monseñor Jorge García Cuerva, y compartieron un momento de adoración eucarística y un tiempo de diálogo, para renovar su misión en la arquidiócesis.

La jornada de trabajo comenzó con la entrada de la imagen de la Virgen. Luego, monseñor García Cuerva comenzó su reflexión agradeciendo el servicio de Cáritas en Buenos Aires y propuso un desafío: “Volver a ser conscientes de que mi misión, mi servicio, es concretar en hechos el amor de Dios hacia los que sufren. Mostrarles a los que sufren cuánto Dios los ama y ayudarlos a ponerse de pie”.

Para ello, el arzobispo propuso varias claves de acción, a partir del Evangelio del ciego Bartimeo de Jericó, bajo la luz de las palabras del Papa Francisco en Evangelii gaudium.

“No somos el club de fans de Francisco. Tenemos que convertir en hechos su magisterio”, manifestó.

Las claves para la misión de Cáritas
La primera clave que planteó el arzobispo fue: "Tenemos el gusto espiritual de sentirnos pueblo". Esta frase disparó la reflexión sobre cómo es la relación con los que se acercan a Cáritas, cómo se recibe a la gente por parte de los voluntarios.

La segunda clave expresada fue: "Los pobres para Jesús no son anónimos, son personas con nombre y apellido, con historias, con dolores, con esperanzas. Qué lindo que en nuestras Cáritas llamemos a las personas por su nombre". En este sentido, advirtió sobre quienes se dirigen en forma despectiva hacia los que más sufren.

Tomando las palabras del Papa en Evangelii gaudium, recordó el llamado de los cristianos a "escuchar el clamor de los pobres", y destacó que hay que hacerlo "con el oído atento, porque hay un clamor silencioso", refiriéndose al clamor de aquellos que ya no tienen fuerzas para gritar.

La tercera y última clave señalada por monseñor García Cuerva fue: "Lo importante es tener ganas de cambiar, de hacer las cosas de otra manera, porque eso es propio del Espíritu Santo, la renovación". Para todo ello, el arzobispo insistió en la necesidad de "contagiar la alegría y el entusiasmo que nos genera el saber que Jesús está vivo", y de darle lugar a los más jóvenes en todos los apostolados y servicios de la Iglesia porteña.

El sueño del arzobispo para Cáritas
Monseñor García Cuerva concluyó su prédica con una metáfora, para explicar la función y el lugar que tiene Cáritas en la misión de la Iglesia porteña: “Para mí, Cáritas es el paraguas de la caridad en la diócesis", y bajo ese "paraguas"se encuentran las obras de caridad: el roperito, la distribución de alimentos, la oficina de empleo, los talleres, las Casas de la caridad, el área de salud y hospitales, las iniciativas de economía solidaria, las Noches de la Caridad, etc.

Luego de un momento de adoración eucarística, los voluntarios se reunieron en pequeños grupos, para conversar sobre la renovación de su misión a la luz de las claves propuestas por el arzobispo y según las realidades de cada comunidad.

El encuentro concluyó con un espacio de preguntas que monseñor García Cuerva respondió, para ampliar y clarificar lo que él sueña para Cáritas: “La caridad es el corazón de la diócesis”, sostuvo.

Más información, en www.encamino.org.ar y redes sociales.+