Domingo 9 de agosto de 2020

Mons. Han Lim Moon: La sabiduría de los pequeños

  • 4 de julio, 2020
  • San Martín (Buenos Aires) (AICA)
El obispo auxiliar de San Martín, monseñor Han Lim Moon, reflexionó con la palabra del domingo 5 de julio y aseguró: "Dios quiso salvar a los que creen gracias a la predicación de Cristo crucificado".

En su reflexión para el 14° domingo durante el año, 5 de julio, el obispo auxiliar de San Martín, monseñor Han Lim Moon, se dirigió a la comunidad diocesana y le preguntó: “Querido amigo, ¿te sientes un poco marginado por falta de instrucción, de poder económico o porque los demás no te valoran?”. De este modo, dirigió el mensaje del Evangelio. 

La Buena Noticia “es para la salvación de todos”, aseguró el obispo. Sin embargo, “de una manera especial, se la revela a los pequeños que, muchas veces, parecen marginados, inclusive de la salvación, por sus limitaciones humanas”, les dijo.

Por eso, su lenguaje es “sencillo y universal”, un “lenguaje de amor que todos entienden pero marcado por la cruz, que significa el sacrificio por la entrega de sí mismo, propio del amor auténtico”. 

Monseñor Moon menciona a los “sabios y prudentes de este mundo”, y recuerda que San Pablo explica que “la sabiduría del mundo es una necedad, porque esa sabiduría no fue capaz de reconocer a Dios manifestado en sus obras. En cambio, Dios quiso salvar a los que creen gracias a la predicación de Cristo crucificado”.

En efecto, los creyentes son “los pequeños, es decir, los necesitados en todo sentido que, en general, reconocen con humildad sus limitaciones y, como los niños, abren su corazón con sencillez para creer en la Buena Noticia del Amor de Dios. Ellos normalmente se caracterizan por tener corazón puro y sin divisiones. Sin embargo, no deben descuidar su crecimiento. De esta manera, al revestirse de la sabiduría de Dios se convierten en auténticos sabios y prudentes”.

Luego el obispo explicó que “cuando Jesús habla de conocer no se trata sólo de un conocimiento intelectual, sino de un vínculo real de amor”, porque “Jesús quiere vincular a todos con el amor del Padre, pero especialmente a los pequeños y vulnerables, como los papás que cuidan especialmente a sus hijos más frágiles”.

Finalmente, ante la invitación de Jesús a los “fatigados y cansados por la búsqueda de la verdad, la sabiduría y el amor auténtico porque Él ofrece su yugo de amor que hace todo liviano y gozoso”. Monseñor Moon invitó a la comunidad a ser mensajero “de alegría del Señor entre todos tus hermanos compartiendo esta muy Buena Noticia y cantando junto a la Virgen María”.´+