Viernes 25 de septiembre de 2020

Mons. Malfa: "Como María, estemos siempre del lado del bien"

  • 16 de septiembre, 2020
  • Dolores (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de Chascomús celebró la fiesta patronal de la ciudad de Dolores en la jornada del martes 15 de septiembre.

La ciudad de Dolores de la diócesis de Chascomús, celebró a su Virgen patrona, Nuestra Señora de los Dolores, el martes 15 de septiembre, con una misa presidida por su obispo, monseñor Carlos Humberto Malfa, y transmitida a través de las redes sociales para la comunidad. 

Los festejos comenzaron a las 16, con una procesión con la imagen de la Virgen que por las calles de la ciudad, escoltada por una caravana de vehículos. Luego el obispo celebró la misa en la parroquia dedicada a Nuestra Señora de los Dolores.

“Feliz fiesta de Nuestra Señora de los Dolores”, comenzó diciendo en su homilía. “A pesar de los tiempos de incertidumbre, con renovada confianza pedimos a Dios por intercesión de la Santísima Virgen que nos libere de los males de esta tormenta inesperada y tediosa”, dijo haciendo referencia a la pandemia, recordando las palabras con que el papa Francisco la definió: “Nosotros tenemos la certeza de que Dios no abandona a su pueblo”.

Por eso animó a renovar la fe y la esperanza, “animarnos a preparar el futuro, sostenido por esta fuerza del amor de Dios, y por esta presencia bondadosa de María en nuestra vida. Es necesario mantener siempre una consciencia muy informada de la gravedad de esta pandemia. Eso nos serena y nos libera del miedo, porque nos llama a ser responsables y a ser solidarios”, aclaró monseñor Malfa.

Más adelante hizo mención a que “debemos reconocer con la humildad de la verdad que nos hemos olvidado de Dios, que hemos perdido la conciencia de ser sus creaturas, y que si existimos es porque Alguien, en su amor infinito, nos está danto la vida”.

Y agregó que el hombre “quiso ser como Dios y arrebatarle el poder de la creación. Y en un instante un virus invisible y desconocido puso al desnudo toda la fragilidad de la humanidad. Dios no abandona a su pueblo, pero es bueno que nosotros salgamos de esta pandemia mejor de lo que entramos. El camino es reconocer la presencia amorosa de Dios, que nos hace servidores de los hermanos, cuidando la casa común”, recomendó.

Monseñor Malfa llamó nuevamente a “renovar la esperanza”, agradeció el trabajo personal de la salud y rogó para “poder volver cuanto antes a la celebración comunitaria de la fe”. En este sentido, mencionó haber propuesto un “protocolo riguroso” para regresar a las celebraciones presenciales.

“No nos cansemos juntos de contemplar la cruz de Jesucristo”, mencionó finalmente, y animó a buscar siempre “hacer el bien y ayudar a nuestros hermanos”. Como María, “que a los pies de la cruz nos enseña a ponernos siempre del lado del bien”, y animó a pedir a Nuestra Señora de los Dolores esta gracia.+