Viernes 12 de julio de 2024

Mons. Martínez destaca el valor de la familia

  • 3 de enero, 2024
  • Posadas (Misiones) (AICA)
En una carta con motivo de la fiesta de la Sagrada Familia, que la Iglesia celebra este domingo, el obispo de Posadas anima a reflexionar sobre el modelo de familia que propone la Palabra de Dios.
Doná a AICA.org

En una carta por la fiesta de la Sagrada Familia, monseñor Juan Martínez, obispo de Posadas, destaca la necesidad de que “los cristianos oremos y reflexionemos sobre el modelo de familia que nos propone la Palabra de Dios”.

“La encarnación del Verbo en una familia humana, en Nazaret, conmueve con su novedad la historia del mundo”, expresa el obispo y añade: “Este es el misterio de la Navidad y el secreto de Nazaret, lleno de perfume a familia”.

A su vez, hace hincapié en que “este tema de la familia es fundamental en la acción evangelizadora de la Iglesia”.

“Debemos recuperar el rol central que tiene la familia como generadora de valores como la vida, la solidaridad y la justicia”, exhorta.

Por la importancia del tema de la familia, monseñor Martínez recuerda la necesidad de seguir planteándose desde la oración y la reflexión cuáles sean los caminos de evangelización que mejor promuevan los vínculos de las familias, y que ayuden a abrazar a tantos que necesitan experimentar el abrazo misericordioso de Dios.

“La familia es uno de los tesoros más importantes del pueblo argentino y de la diócesis de Posadas. En nuestra diócesis encontramos muchas familias que son «casa y escuela de valores». También hay numerosos grupos pastorales preocupados y ocupados por acompañar a las familias. Pero, por otro lado, vemos también con preocupación el escaso grado de compromiso en las relaciones de las parejas”, resume.

Además, plantea que “el amor de la familia de Nazaret es muy distinto al planteo que vemos en el contexto consumista de nuestro tiempo, cuando se presenta todo como descartable y nos unimos al otro sólo circunstancialmente”.

Por eso, anima a anunciar con renovado vigor el Evangelio del amor y de la familia. “Este domingo, el último día del año, nos invita a que pidamos a Dios por el nuevo que vamos a iniciar".

Como obispo y pastor quiero pedir a Dios por todos nosotros, para que empecemos un año donde podamos crecer en justicia, en solidaridad y paz”, concluye.+