Lunes 15 de julio de 2024

Mons. Martínez reflexiona sobre el tesoro de la fe

  • 2 de agosto, 2023
  • Posadas (Misiones) (AICA)
En su mensaje para el 17° domingo durante el año, el obispo de Posadas se refiere a la alegría de aquellos que, desde la experiencia de la fe, descubren el Reino de Dios.
Doná a AICA.org

En su mensaje para el 17° domingo durante el año, monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas, reflexiona sobre dos parábolas que hablan del asombro y de la alegría de aquellos que, desde la experiencia de la fe, descubren el Reino de Dios.

En ese sentido, el prelado invita a hacerse una pregunta esencial a nuestra condición de cristianos: “¿Qué lugar ocupa Cristo, y ese Reino que Él nos comunica, en nuestra vida?”

“Podemos entender este mensaje y acceder a este Reino, solamente cuando nos encontramos con el Señor. Y la puerta que nos permite tener esta experiencia, que nos alegra y nos da la paz, es la fe”, indica a continuación.

El ‘tesoro’ de los apóstoles y de los discípulos, que colmó de gozo definitivamente sus vidas, fue encontrarse con el rostro de Jesús resucitado, afirma el obispo de Posadas. “Ciertamente, no fue fácil creer. Los discípulos de Emaús creyeron sólo después de un laborioso itinerario del Espíritu”, cita a modo de ejemplo.

Por eso, hace hincapié en que “sólo la fe pudo franquear el misterio de aquel rostro”. La fe y la apertura al camino de la gracia que Dios obra nos permiten acceder a tener una comprensión de Jesús resucitado y del Reino que Él anuncia.

“El mayor flagelo en nuestro tiempo proviene de la indiferencia, no sólo en lo religioso, sino en todos los aspectos”, lamenta monseñor Martínez, y anima a los jóvenes a “profundizar sobre la necesidad de volver a Dios para recuperar el gozo profundo que da el saber que la vida está cargada de sentido”.

Sobre este punto, señala que “la sola mirada fragmentada de la cultura del zapping, o bien ordenada sólo por el consumo y el materialismo, es uno de los problemas que debemos encarar para salir de la actual crisis de valores que padecemos en la cultura actual”.

En este sentido, destaca que “volver a lo esencial del cristianismo siempre será novedoso, y el encontrarnos con Jesucristo nos permitirá experimentar lo que nos enseña la parábola que nos habla del tesoro escondido”.

Para finalizar, reflexiona: “Este domingo, en que el Señor nos habla del Reino de Dios, quizá nos encuentre sumergidos en urgencias, pero perdiendo la comprensión de lo importante, el tesoro que nos anima a caminar bien en las circunstancias del día a día”.

“¿Los cristianos sabemos que formamos parte de este Reino y que somos portadores de un tesoro?, ¿o creemos que esto es para algunos piadosos y piadosas? ¡Pidamos el don de la Fe para que podamos ver!”, concluye.+